A 4 meses de la muerte de Nisman

Ahora la mirada está puesta en el informe final de la Junta Médica. El Fiscal de la causa AMIA fue encontrado muerto en su departamento de Puerto Madero en enero.

El informe final sobre las conclusiones de la junta médica convocada para esclarecer cómo murió el fiscal Alberto Nisman, hace cuatro meses, está en el centro de la escena en medio de nuevas disidencias entre los peritos oficiales y los que asesoran a la querella.

Fuentes judiciales dijeron que el viernes a las diez de la mañana, debía entregarse el informe a la fiscal Viviana Fein, luego de que cada perito de parte dejara expresada su posición en un acta previa entregada el miércoles pasado.

Aquel día los asesores de la querella, encabezados por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, exmujer de Nisman, no habían hecho llegar su dictamen, así como tampoco habían querido reunirse con el resto de los peritos convocados, señalaron a la agencia DyN fuentes allegadas a Fein.

El viernes el decano del Cuerpo Médico Forense y coordinador de la junta, Roberto Godoy, le informó a Fein que no iban a poder cumplir con el cronograma porque los peritos designados por la familia de Nisman no le habían entregado aún sus respuestas. De cualquier manera, cumplido el plazo fijado por la fiscalía y la jueza para entregar el informe, en la fiscalía se firmó un acta donde se fijaba la postura de los expertos del Cuerpo Médico Forense, de la Policía Federal y también del criminalista Mariano Castex, que asesora al técnico informático Diego Lagomarsino, hasta ahora único imputado en la causa por haberle prestado a Nisman el arma que le dio muerte.

Con informe propio

El viernes “a las 10.10 aparecieron (los expertos de la querella) Osvaldo Raffo y Julio Ravioli, con su propio informe y haciendo llegar sus conclusiones”, en torno a la hipótesis del homicidio que ellos sostienen, dijeron las fuentes.

Ante esa situación, los expertos oficiales dijeron que no podían firmar el acta sin ver lo que habían consignado los peritos de parte y por lo tanto la entrega del informe se postergó hasta “el lunes o martes de la semana próxima”.

Esa situación vuelve a dejar expuesta la confrontación de la querella con la investigación que sustancia la fiscal, para quien han pedido en varias instancias la recusación.

Un comunicado sin firma publicado en el Centro de Información Judicial resumió el viernes el escenario: “En el día de hoy estaba prevista última la reunión de la junta médica dispuesta en la causa que investiga la muerte del Fiscal Nisman”.

Pero “el objeto mencionado no pudo cumplirse, en razón de la decisión adoptada por una de las partes que consideró adecuado presentar sus respuestas directamente ante el Ministerio Público, sin previo conocimiento y consideración de las/os restantes integrantes de la junta médica (peritos oficiales, de PFA y de la contra-parte)”.

En el texto se remarcó que “acorde lo establece el art. 262 (CPPN) los peritos deben practicar unidos el examen y elaborar un dictamen en conjunto, salvo disidencias con dicho dictamen las que deben expresarse en escrito separado”.

Y se remarcó que “en el caso, como el presente, que el órgano jurisdiccional requirente haya establecido la respuesta a puntos periciales concretos, la junta médica considera que las respectivas respuestas son parte integrante del dictamen; de allí, el requerimiento a los peritos de parte para que manifiesten su opinión y, si optan hacerlo de modo escrito, conocerla y ponderarla técnicamente en conjunto. Más aún, cuando la finalidad de la presente junta médica es -precisamente- tratar de resolver discrepancias y hallar una respuesta, si es posible, coincidente”.

Nisman I 18-05-15

Deja un comentario