Agustín Orión recibiría seis fechas de suspensión

El Tribunal de Disciplina lo suspendería por ese plazo por provocarle una doble fractura al delantero uruguayo Carlos Bueno y por ser reincidente; se perdería los clásicos con River e Independiente.

Hace menos de un mes se cumplieron 10 años del debut de Agustín Orion en primera división. Hasta el 22 de febrero pasado, su trayectoria no registraba ninguna expulsión como titular, no tanto porque su comportamiento fuera intachable y se ajustara estrictamente a las reglas, sino porque sabía cuáles eran los límites, hasta dónde podía llegar. Orion no sólo está en el fútbol para atajar; también le gusta mandar, influenciar, condicionar a los demás (compañeros, rivales y árbitros) con su personalidad y manera de relacionarse. Es de los que interpretan que el fútbol es para los vivos. Conoce los reflectores potentes de San Lorenzo, Estudiantes y Boca, y también lo oculto y las sombras del fútbol de ascenso por estar cerca de Midland, club del que su hermano fue presidente.

De su condición de pícaro ya iba a haber indicios mucho antes de su presentación en San Lorenzo, en 2002, cuando fue expulsado como suplente por estar detrás del arco y dar indicaciones en un penal que le pateaban a Saja. Desde entonces, pasaron casi 350 partidos para que le volvieran a mostrar una tarjeta roja. Fue por la 2a fecha del actual torneo, ante Temperley. No supo controlar los nervios y cayó como un principiante ante una provocación del juvenil Dinenno, a quien intentó agredir.

Recibió una fecha de suspensión y algo que le debe gustar mucho menos: la reconvención pública del “Vasco” Arruabarrena sobre la necesidad de ser “inteligentes” para no dejar al equipo con uno menos. Cuatro jornadas después de lo ocurrido en el estadio Beranger, Orion se dejó llevar por otro exceso que disciplinariamente le costará más caro. El domingo, en su desesperada salida para cortar un ataque de San Martín de San Juan, golpeó con su rodilla levantada la pierna derecha del delantero uruguayo Carlos Bueno, que sufrió la fractura de tibia y peroné. Otra expulsión, que no habla de mala intención, pero sí de un futbolista emocionalmente desbordado, con repentina tendencia a los excesos.

Por los feriados de ayer y hoy, la AFA volverá a abrir sus puertas mañana, pero el Tribunal de Disciplina ya tiene encuadrado el caso Orion. De acuerdo con averiguaciones de canchallena.com, el arquero recibiría una suspensión de seis partidos, lo cual lo dejará al margen de dos clásicos: frente a River (11a fecha) e Independiente (12a), Se le aplicará el artículo 199 del reglamento de Transgresiones y Penas, que establece lo siguiente: suspensión de cinco a treinta partidos, al jugador que por acción violenta, prohibida por las Reglas de Juego o por agresión, deje a otro jugador en inferioridad de condiciones o imposibilitado para continuar la disputa del partido o impedido para poder jugar por tiempo indeterminado.

Orion

Deja un comentario