Alfarcito vivió una gran fiesta solidaria

El pasado domingo Alfarcito vivió una fiesta muy especial, donde se dio cita la música clásica y el folklore. Una cantidad impresionante de personas se sumaron a la campaña solidaria de los músicos de la Orquesta Sinfónica de Salta, acompañados por la famosa coplera Mariana Carrizo.

El apoyo de la gente fue muy importante, tanto en la concurrencia a El Alfarcito, como así también con las donaciones. Además de esto, el apoyo de muchas empresas que lo hicieron posible, como Banco Macro, Que Pasa Salta, Farmacia Fleming y Silvia Magno.

Todo se inició con la Santa Misa, a cargo del Padre Loyola Pinto, auxiliado por los alumnos para las lecturas y acompañamiento de canciones con guitarra. Mucha gente participó fuera de la capilla.

Fue una jornada inolvidable, con muchas emociones y alegrías, como si el cielo hubiera bajado para vivirla en Alfarcito. Se sentía la presencia del Padre Chifri entre todos los presentes. Se vivió de la misma forma que él las hacía vivir.

La orquesta con su música se ubicó en un escenario en medio de los cerros rojizos, con el fondo de cardones y álamos, delante de la capilla donde descansa nuestro querido Padre Chifri, iniciando su concierto con la Serenata Nocturna de Schubert y piezas de Beethoven.

Mariana Carrizo interpretó algunos temas folklóricos como: Zamba de los Mineros, Solo de Coplas, La Pomeña, Doña Ubenza y La Arenosa, entre otros. También subieron las alumnas Martina Olmos y Virginia Olmos a cantar unas coplas en honor al Padre Chifri, las cuales con sus voces hermosas cautivaron al público presente.

No podemos dejar de mencionar la presencia de los alumnos y la directora del Colegio Secundario El Alfarcito, quienes se ubicaron en primera fila y disfrutaron del evento.

También estamos muy agradecidos a todos los medios informativos digitales, gráficos, radiales y televisivos de Salta, quienes se hicieron eco de la convocatoria, invitando a los salteños a concurrir a El Alfarcito, muchísimas gracias por la constante colaboración a la obra del Padre Chifri, la cual continúa a través de la Fundación Alfarcito.

Deja un comentario