Aníbal Fernández: El voto electrónico “es peligroso”

El Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se expresó contrario a la puesta en vigencia del voto electrónico, al sostener que la forma de votar actual, con el sobre en la urna, es infalible, en cambio el otro sistema es peligroso porque puede decir lo que nosotros le queremos hacer decir.

El Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se expresó contrario a la puesta en vigencia del voto electrónico, al sostener que la forma de votar actual, con el sobre en la urna, es “infalible”, en cambio el otro sistema “es peligroso” porque “puede decir lo que nosotros le queremos hacer decir”.

Aníbal Fernández se expresó de este modo, en diálogo con los periodistas en la puerta de la Casa de Gobierno, oportunidad en la que reafirmó el sistema tradicional que se aplica en las elecciones generales “es infalible desde el punto de vista de la garantía, de que no hay forma de burlarlo, si están fiscalizadas todas las mesas”.

Recordó que en Alemania “fue una precursora del voto electrónico” pero salió de ese sistema “porque no hay una conexión entre la persona que vota y la votación en sí misma”.

En la tradicional el votante toma “su boleta, la pone dentro del sobre, la guarda dentro de una urna y sabe que ahí estaba su voto sí o sí. En el voto electrónico no hay conexión entre la votación de la persona y el resultado final, no lo hay”.

“La realidad es que cada urna electrónica tiene un software y ese software como todo el mundo lo conoce puede decir lo que nosotros le queremos hacer decir. Es peligroso desde cualquier punto de vista: de lo técnico y de lo fáctico porque uno pierde el control de lo que está haciendo”, advirtió Aníbal Fernández.

Con la votación actual “se abre la urna, el presidente de mesa, con las autoridades y los fiscales, abre sobre por sobre, cuenta los votos, los pone en un acta, todos firman conforme que los contaron y cada uno se lleva una copia a su casa. Con ese acta se suman todas las actas del país, que debe ser 90 mil actas, y se sabe cuál es la elección final. No hay para discutir mucho en estas cosas”, dijo y se preguntó: “¿por acelerar cinco horas la respuesta vamos a poner en riesgo la calidad del voto?; yo nunca estuve de acuerdo y lo voy a seguir sosteniendo”, agregó.

Deja un comentario