Bélgica extraditará a Francia al sospechoso clave de los atentados de París

Es Salah Abdeslam, miembro del comando que atacó la capital francesa el 13 de noviembre. Está detenido en Bruselas. Y había dicho que quería colaborar con las autoridades francesas.

Salah Abdeslam, el principal sospechoso por los atentados terroristas de noviembre en París que sigue vivo, podrá ser extraditado a Francia, después de que un tribunal de instrucción diera hoy el visto bueno en Bruselas, donde fue detenido hace casi dos semanas, informo la Fiscalía belga.

Abdeslam, el único miembro del comando yihadista que atacó París el 13 de noviembre que se encuentra detenido en Bruselas desde el 18 de marzo tras cuatro meses prófugo, dijo además que quiere “colaborar” con las autoridades francesas.

Abdeslam, que también estaba en contacto con la célula que atacó Bruselas el martes de la semana pasada, había pedido desde su detención a su abogado que apelara el pedido de extradición a Francia. Pero los atentados de Bruselas le hicieron cambiar de opinión. Ahora acepta que lo envíen a Francia y promete su colaboración.

La justicia aprobó su extradición luego de que un fiscal belga lo interrogara en la prisión de alta seguridad de Brujas –al norte del país- sobre su relación en los atentados de Bruselas. Tras esa audiencia, un juez de Bruselas decidió a favor de la petición de la Fiscalía francesa y de la entrega inmediatamente de Abdeslam a Francia.

Cédric Moisse, uno de sus abogados, había dicho esta mañana a la prensa que “Salah Abdeslam desea ser entregado a las autoridades francesas. Y puedo confirmarles que desea colaborar”.

Es el único terrorista superviviente de un comando que dejó 130 muertos en la capital francesa. Aunque él no apretara ningún gatillo ni se inmolara como algunos de sus compañeros, los investigadores están seguros de tener pruebas suficientes para demostrar su participación en los atentados.

Cédric Moisse, uno de sus abogados de Salah Abdeslam. EFE

El fiscal francés François Molins dijo la semana pasada en conferencia de prensa en Bruselas que el detenido “tuvo un papel central en la constitución de los comandos del 13 de noviembre y ayudó en la preparación logística de los atentados”.

Mientras las diversas instancias judiciales belgas gestionaban esta mañana el caso Abdeslam, las fuerzas especiales de la Policía federal –apoyadas por unidades militares- lanzaron una operación policial en Courtrai, una ciudad al norte de Bélgica próxima a la frontera francesa.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*