Biblioteca del Poder Judicial: patrimonio que une pasado y presente

La biblioteca especializada resguarda valiosos volúmenes y cuenta con bibliografía actualizada y bases de datos.

Desconocida para algunos y muy visitada por usuarios con inquietudes puntuales en temas de derecho, la Biblioteca Central del Poder Judicial de Salta “Dr. Ricardo Alfredo Reimundin” lleva más de 130 años brindando servicios a magistrados, funcionarios, profesionales del foro local, estudiantes y público en general.
La institución funciona desde 2013 en un moderno edificio ubicado en el sector Norte del predio de Ciudad Judicial. En los pasillos demarcados por estantes se exponen cientos de ejemplares de doctrina, fallos jurisprudenciales y legislación nacional, provincial y municipal. A esto se suma un gran volumen información que ya se encuentra digitalizada.
La Biblioteca Central del Poder Judicial de Salta cuenta actualmente con cerca de 6.700 ejemplares. Al dato lo aporta su coordinadora general, Adriana Champané, quien se detiene especialmente en algunos volúmenes que, aunque marchitos por el tiempo, se destacan por su valor histórico. “Tenemos textos antiquísimos, como por ejemplo una Ley Orgánica de Municipalidades de 1884, un Código de Procedimientos en Materia Criminal editado en Salta en 1890 y un Proyecto de Código de Procedimiento en Materia Penal de 1885”. Este último ejemplar conserva en la primera hoja una leyenda manuscrita, de ampulosa caligrafía, que dice: “Pertenece al Supremo Tribunal”. Champané se remonta al origen de esa anotación: “Seguramente algún magistrado donó el libro a la biblioteca cuando dejó su función. La donación es el origen de muchos de los ejemplares de la biblioteca”.
Pero para garantizar un buen servicio, bibliotecas de consulta permanente como la “Dr. Ricardo Alfredo Reimundin” deben conjugar pasado y presente. Es así como la institución se provee en forma regular de novedades en materia de Derecho. “A partir de la reforma del Código Civil y Comercial tuvimos que actualizar el material. Tenemos Códigos Civiles y Comerciales nuevos, comentados”, precisó Champané, quien además de bibliotecaria titulada es abogada.
Según registros encontrados entre el patrimonio de la institución, la Biblioteca del Poder Judicial de Salta fue creada el 8 de noviembre de 1886. Una copia manuscrita desplegada por la coordinadora sobre su escritorio deja constancia de ese momento. La biblioteca se creó con el aporte de los socios fundadores, que fueron “los camaristas Echazú, Aranda, Figueroa, Orihuela y Tamayo”, dice el acta amarillenta donde también se establece un reglamento para el bibliotecario a cargo y para los usuarios.
Desde entonces la institución viene desempeñando su rol primordial, que es ser auxiliar de la Justicia. “Nuestra función es brindar asistencia a magistrados y funcionarios del Poder Judicial y del Ministerio Público. También prestamos servicio a abogados, estudiantes y público en general, con consultas en sala. El servicio es gratuito”, puntualizó Champané.
Con respecto al tenor de las consultas, la responsable de la institución indicó que son muy variadas. Esto se debe quizá a que, aparte de la bibliografía referida a diferentes áreas del Derecho, la biblioteca cuenta con valioso material de archivo. “Tenemos por ejemplo una base de datos de legislación provincial que se viene actualizando desde la Recopilación General de las Leyes de la Provincia de Salta y sus Decretos Reglamentarios, publicada por Gavino Ojeda en 1855, hasta la fecha. Además, contamos con toda la colección del Boletín Oficial de la Provincia encuadernada; con la base de datos de Doctrina de la Corte, desde el año 1999 hasta la fecha; con toda la colección de fallos de la Corte de Justicia desde sus orígenes hasta la fecha. También tenemos material referido a legislación comunal: decretos y ordenanzas municipales. Está todo encuadernado desde el año 1970 hasta la fecha”, enumeró la coordinadora. Champané está a cargo de la dirección de la biblioteca judicial desde 2014, pero lleva 19 años trabajando en la institución. Bajo su guía tiene un equipo de 11 personas responsables de mantener ordenado y activo este gran universo de libros destinado a los profesionales e investigadores del derecho.

Deja un comentario