Bolivia descongestiona la cárcel que visitará el Papa

La Fiscalía boliviana aceleró el dictado de sentencias en Palmasola, el masificado penal al que asistirá Francisco en julio.

El Ministerio Público indicó en un comunicado que se fortalecieron los trabajos con más funcionarios con el fin de “resolver las causas pendientes de los detenidos preventivos”, que son mayoría en este centro.

La Justicia boliviana ya dictó la semana pasada de forma inédita 250 sentencias en cinco días para reclusos con detención preventiva en el penal cruceño.

El fiscal de Santa Cruz, Gomer Padilla, confió en que en esta segunda fase del plan se podrá superar ese número de sentencias.

Está previsto que Francisco visite el 10 de julio la cárcel de Palmasola, que alberga a unos 5.300 presos, más del 30 por ciento de la población reclusa del país, y es considerada la más conflictiva de Bolivia.

El hacinamiento y los enfrentamientos entre internos son los principales males endémicos del sistema carcelario boliviano, una saturación a la que contribuye también la lentitud de la Justicia en el país andino, que provoca que un gran porcentaje de los presos permanezca años en prisión sin una sentencia firme.

Palmasola fue escenario en agosto de 2013 de una grave pelea entre reclusos en la que murieron 35 personas.

Deja un comentario