casopaolamamaenla marcha

Caso Paola Alvarez: Zambrani, sitiado por sus celulares

Los detenidos por la desaparición de Paola Álvarez están alojados en Villa Las Rosas.

A 27 días de la desaparición de Paola Álvarez y tras levantarse supuestamente el secreto de sumario, la joven aún habita el oscuro mundo de los desaparecidos.

En la nueva marcha convocada ayer por los familiares de la joven desaparecida el 5 de mayo, su madre, Mónica Morales dijo a El Tribuno que no van a descansar hasta obtener justicia, hasta conocer la verdadera suerte corrida por su hija mayor y hasta que el peso de la ley alcance a todos los que participaron de los delitos aún no tipificados por ausencia del cuerpo de Paola Álvarez.

Una vez más en la marcha de ayer Mónica dijo estar aferrada a una esperanza cada vez más lejana.

Aseguró que no va a descansar hasta dar con la verdad que se le niega de manera sistemática.

“Sé que hubo nuevos rastrillajes pero también sé que ya hace días llegaron las grabaciones con las comunicaciones de los teléfonos de Paola y de Santiago Zambrani. Sé también que el fiscal pidió la prisión preventiva para los tres, es decir para el padre de Santiago Zambrani, Francisco Zambrani y su madre Amelia Huergo”, afirmó.

La mamá dijo: “En casa estuvimos todos engripados y por unas horas no pude estar en la Fiscalía, pero estoy informada, sé que el celular de Paola fue apagado a las 12.04 de la noche de su desaparición y que a las 12.02 Santiago Zambrani apagó el suyo. Sé perfectamente que minutos antes de apagar su celular Santiago llamó a su madre y apagó el celular de Paola para siempre. Ahí sospecho que todo estaba ya tramado y arreglado”.

Y prosiguió: “Pero eso no es nada, el celular de Santiago Zambrani se encendió nuevamente a las 7.04 del sábado 6, no así el de Paola. Con esos datos y los de los movimientos de la camioneta de los Zambrani puedo creer que el viaje de Paola duró unas tres horas de ida y tres de vuelta desde el lugar donde la levantaron, es decir que entre las 12 y las 7 desaparecieron a mi hija”.

“¿Dónde y por qué desaparecieron a Paola? son las preguntas que me quitan el sueño”, concluyó.