Cinco países donde practicar la libertad religiosa podría ser peligroso

Extraído del Reporte Internacional sobre Libertad Religiosa 2016 presentado este martes por el Departamento de Estado.

El primer informe global sobre el status de las libertades religiosas emitido bajo el Presidente Trump y dado a conocer este martes, pone el foco en las atrocidades que siguen ocurriendo en Medio Oriente a la par que condena otras discriminaciones por cuestión de fe producidas en el mundo. DIARIO LAS AMÉRICAS ofrece un resumen por países de las principales amenazas contra la religión descritas en el reporte, para facilitar la comprensión del contenido del informe presentado por el Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

1. IRAK

En ese país el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) “continúa apuntando a miembros de múltiples religiones y etnias por sus violaciones, secuestros, sometimiento a la esclavitud y asesinatos. El Estado Islámico es responsable del genocidio de yazidíes, cristianos y musulmanes chiitas en las áreas que controla y de la limpieza étnica perpetrada contra los mismos grupos y, en algunos casos, contra musulmanes sunitas, kurdos y otras minorías”. Respecto a las áreas controladas por el propio gobierno iraquí, el reporte se basa en organizaciones internacionales de derechos humanos para aseverar que “se falla en la investigación y procesamiento de crímenes étnicos, incluyendo los llevados a cabo por grupos armados en las zonas liberadas del ISIS. Y en que para ello, Gobierno continúa utilizando la ley antiterrorista como pretexto para detener a los sunitas.

2. IRÁN

Respecto a este país el informe denuncia que el Gobierno continuó hostigando, interrogando y arrestando a bahais, cristianos, musulmanes sunitas, y otras minorías religiosas. Paralelamente, “las prácticas religiosas cristianas son reguladas firmemente para que se cumpla la prohibición de proselitismo”. Además “negó los permisos de construcción de lugares de culto y mayores oportunidades de educación y empleo para los miembros de las minorías religiosas y confiscó o restringió sus materiales religiosos. Otra de las razones es que los funcionarios de seguridad continuaron atacando sitios de oración sunitas y evitaron la construcción de otros nuevos. El Gobierno continuó utilizando retórica antisemita y anti-Bahai en las declaraciones oficiales, además de promover la negación del Holocausto”.

3. SIRIA

Esta país ha protagonizado una de las guerras más violentas de los últimos años y en ese contexto han arremetido contra la libertad religiosa de sus ciudadanos. Con sus acciones han provocado un éxodo de minorías que han tenido que sufrir graves penurias y vejaciones durante un largo trasiegos hacia Europa “El Gobierno y sus aliados de la milicia chiita asesinaron, arrestaron y maltrataron físicamente a sunitas y miembros de grupos religiosos minoritarios como parte de su esfuerzo por derrotar a la insurrección armada montada por los grupos de oposición”.

4. VENEZUELA

Venezuela es el único país del continente americano incluido en esta lista en la que describe varias sucesos aparentemente aislados, pero grave, que tienen una profunda connotación antisemita y los presenta con una descripción de sucesos pormenorizada. “Varias organizaciones religiosas describen las dificultades y retrasos en la burocracia gubernamental al intentar registrar o lograr la aprobación de nuevos estatutos internos; un grupo religioso atribuye un retraso de cuatro años en la aprobación oficial de sus estatutos a razones políticas. El Consejo Evangélico de Venezuela y representantes de la Iglesia Católica informaron que existe un tratamiento preferencial por parte del gobierno a los grupos religiosos amigables a las políticas del gobierno”.

“El 14 de febrero, individuos irrumpieron para robar en la casa del alcalde de El Hatillo, David Smolansky, un opositor del gobierno y conocido miembro de la comunidad judía. Dejaron una Estrella de David pintada en una pared. Smolansky acusó al gobierno de ser responsable en última instancia por el incidente y afirmó que el acto tuvo una motivación política”.

“Durante una reunión informal del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el pueblo palestino y el antisemitismo, embajador de Venezuela, Rafael Ramirez, preguntó si Israel buscaba “establecer una solución final” contra los palestinos, que muchos observadores interpretaron como una directa alusión con la política de ‘solución final’ de los nazis. Más tarde se disculpó con el embajador israelí en las Naciones Unidas”.

5. ARABIA SAUDITA

El informe destaca a Arabia Saudia como primer país extranjero visitado por Donald Trump una vez que éste fuera investido presidente. No hay que olvidar que el país árabe ha sido y es un socio clave en la lucha contra el terrorismo en Oriente Medio. Aún así el documento refleja una “preocupación especial” por las restricciones religiosas aplicadas por el Gobierno en detrimento de determinadas minorías. Su inclusión en esta lista podría ser un primer paso para la posterior aplicación de sanciones por parte de Estados Unidos, aunque hasta ahora estos informes anuales no habían incluído a Arabia Saudita en esta lista de pecadores políticos.

Tillerson se refirió brevemente a China como país que “encarcela a miles de personas por practicar sus creencias religiosas” y por eso lo considera un “país de especial preocupación”. Mientras a pesar de los episodios aislado de persucución a Judios

Tillerson no mencionó a Rusia en sus comentarios en el Departamento de Estado. El informe detalla la presunta persecución contra judíos y otros en Rusia. Rusia no es objeto de especial preocupación sobre la base de los resultados de 2016.

Independientemente de la buena fe y el propósito reinvindicativo del informe, es preciso poner en relieve en esta información, lo ambivalente que resulta que el presidente del país que patrocina el informe, Donald Trump, ha intentado limitar los viajes a las personas provenientes de seis países de mayoría musulmana, aunque haya sido de forma temporal. Otro hecho que ha ido más allá de una amago es la propuesta de ley que restringe la aceptación de refugiados en territorio estadounidense, teniendo en cuenta que muchas de las solicitudes del status de refugiado con consecuencia de la persecución religiosa en su país.

Uno de los Derechos Humanos fundamentales en el mundo, es el derecho a la libertad religiosa. La libertad de culto constituye un fenómeno social y cultural complejo que evoluciona y se transforma en sus contornos, pero no en sus esencias. Estas transformaciones provocan que sea uno de los derechos más difíciles de garantizar. Otro de los mensajes fundamentales enviado por Tillerson al presentar el reporte es que”Nadie debería vivir con miedo, practicar su religión en secreto o afrontar discriminación debido a sus creencias”


 

Deja un comentario