Con inédito doble atentado, el Estado Islámico muestra su poder letal en Irán

  • La milicia sunita atacó el Parlamento y el mausoleo del ayatolá Jomeini.
  • 12 civiles y 6 yihadistas muertos y 40 heridos por el golpe.

Kasem y su familia recorrieron los más de mil kilómetros entre su casa en la ciudad de Shiras y Teherán. Querían pasar al menos un día del mes de ayuno musulmán de Ramadán en el mausoleo del difunto líder de la revolución Ruhollah Jomeini y rezar allí. Sin embargo, en vez de una experiencia espiritual, vivieron un baño de sangre.

“De repente entró alguien corriendo al mausoleo y gritando ‘Allahu akbar’ (“Alá es grande”) y entonces se sintió la explosión”, explicó Kasem. “Las personas cayeron muertas, había sangre en todas partes y luego alguien se voló por los aires”, cuenta. Kasem, de 43 años, logró poner a salvo a su mujer y a sus tres hijos, que esperan sentados en el patio, traumatizados. Hay olor a sangre y munición.

Hussein, de 53 años, habla de “estos animales”. El mausoleo es un lugar en el que los fieles no quieren más que rezar durante el Ramadán. “¿En qué parte del Corán dice que los musulmanes deben matarse entre sí?”, pregunta con lágrimas en los ojos. “¿De qué tipo de islam emanan estas órdenes? ¡Si todos creemos en el mismo profeta!”, afirma.

El doble atentado contra el mausoleo y el Parlamento generó una gran inseguridad en la capital iraní. Hasta ahora, Irán se veía como una especie de oasis a salvo del terrorismo imperante en la región. El presidente Hassan Rohani subrayó una y otra vez antes de su reelección el mes pasado que Irán es el lugar más seguro en Medio Oriente. Afirmaba que el país estaba a salvo, sobre todo de atentados del Estado Islámico (EI).Ahora, los terroristas pudieron atacar casi sin esfuerzos la “casa de la Nación” –el Parlamento– y el mausoleo más importante de la ciudad. Además de los seis terroristas –cuatro de ellos fueron ultimados, dos se volaron por los aires–, murieron al menos 12 civiles y custodios y más de 40 personas resultaron heridas.

En el Parlamento se vivieron escenas dramáticas. Allí se habría producido además una toma de rehenes. Los terroristas no pudieron, sin embargo, ingresar al plenario, por lo que a los 290 parlamentarios no les pasó nada. Sin embargo, el tiroteo duró horas. Finalmente, unidades especiales de las Guardias Revolucionarias pudieron poner fin al ataque.

Según el Ministerio del Interior, los terroristas entraron al Parlamento disfrazados de mujeres. Lo que no queda claro es cómo lograron ingresar fusiles Kalaschnikov a un edificio donde les sacan hasta los relojes pulsera a los visitantes. “Hasta ahora, sólo habíamos visto algo así en televisión, no en nuestra propia casa”, dice Turan, ama de casa.

Vertientes opuestas

Para el Estado Islámico, que es sunita, los iraníes chiítas son infieles o incluso algo peor, dado que Irán está y ha estado involucrado de forma directa en la lucha contra el EI tanto en Siria como en el norte de Irak. “Durante años, nos hicieron temer a los judíos en Israel, y ahora, como país islámico, tenemos un problema con el islamismo”, opina un periodista.

El servicio secreto iraní y el Ministerio del Interior intentan calmar a los habitantes de la capital iraní. Aseguran que todo está bajo control. Pero para los analistas, con el doble atentado, comenzó una nueva era del miedo en Irán. “Al igual que Londres, Mánchester y París no se pudieron proteger en un 100 por ciento del terrorismo, nosotros también estamos de alguna manera indefensos ante ese flagelo”, resumió uno de ellos.

Una amenaza cumplida

Células. El Estado Islámico, de la rama sunita del islam, había amenazado varias veces a la potencia chiíta, que en los últimos meses desmanteló células de ese grupo.

Mensaje. En su agencia, Amaq, el EI anunció que los ataques fueron obra de sus “combatientes”.

Video. Amaq también publicó un breve e inusual video, supuestamente filmado en un despacho del Parlamento, que muestra a un hombre armado y a una persona muerta con una herida de bala.


 

Deja un comentario