Con muchas dudas, se estrenó el control biométrico en mesas de frontera

En Salvador Mazza, se registraron discusiones sobre la obligatoriedad del control que se estrenó en estas elecciones.

Oscar Gutierrez, periodista de Salvador Mazza, expresó que en un primer momento fue muy resistido por la población de esa localidad, pero que finalmente se pudo ejecutar sin inconvenientes el primer control biométrico.

El control biométrico busca evitar la tan denunciada afluencia de votantes de países limítrofes, que cruzan la frontera con instrucción de votar a determinado candidato.

Se efectuó por primera vez en 110 escuelas de ciudades cercanas a pasos internacionales en las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa, Misiones y Salta. 

Unos 362.460 electores debieron validar ante la autoridad de mesa su identidad mediante un dispositivo de lectura de huellas digitales. El ensayo se llevó a cabo en 27 localidades del NOA y el NEA , afectó a 1.052 mesas distribuidas en 110 escuelas. A lo largo de la jornada, organizaciones estuvieron observando el desarrollo del ensayo y anticiparon que y destacaron la prueba como una “muy buena experiencia”.

La iniciativa fue impulsada por la Cámara Nacional Electoral (CNE), el organismo judicial encargado de organizar las elecciones nacionales. A través de una acordada extraordinaria, a fines de junio pasado la Justicia anunció la implementación del nuevo sistema justificando “la incorporación de mayores garantías sobre el proceso electoral” en zonas cercanas a un paso internacional. Si bien se trató de una prueba piloto y que volverá a repetirse en octubre, ONG’s consultadas por este medio advirtieron por el uso de un dispositivo biométrico como mediador en el acto electoral.


 

Deja un comentario