1492541918003

Concurso de jueces: tras los cuestionamientos, Gauffín renunció a la terna

La aspirante al cargo de magistrada fue acusada de conocer de antemano la prueba.

Con una nota dirigida al presidente del Consejo de la Magistratura de la Provincia, María Alejandra Gauffín renunció a la terna como aspirante a jueza de la Sala Primera correspondiente al reciente proceso de selección de jueces de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial.

Hay que recordar que Gauffín y María Victoria Mosmann quedaron en el ojo de la tormenta. Es que en el concurso ellas obtuvieron las calificaciones más altas, con 23 puntos de 25 posibles. Entre los 26 postulantes que se presentaron para los cinco cargos vacantes ellas corrieron con una clara ventaja, ya que conocían de antemano el fallo que se utilizó en el examen escrito el pasado 17 de febrero. Así, quedaron como favoritas para los cargos de jueces concursados.

Una vez que obtuvo el dictamen de la Fiscalía de Estado, el gobernador Juan Manuel Urtubey dio de baja el concurso por irregularidades, lo que generó una fuerte disputa con el Consejo de la Magistratura.

“Mi decisión responde a los acontecimientos de público conocimiento en los que fuimos involucradas dos postulantes poniéndose en tela de juicio nuestra honestidad e integridad moral. Sin perjuicio de que una jueza ya se ha pronunciado en el marco del juicio de amparo deducido desestimando las irregularidades atribuidas al concurso, y de lo que en definitiva se resuelva en la instancia superior, considero que es mi deber apartarme, liberando al proceso selectivo del obstáculo de tan inicua sospecha, sin que ello implique reconocer en forma alguna los hechos que la concursante amparista nos ha adjudicado”, señaló.

Y agregó que “hace casi 20 años que presto servicios en el Poder Judicial, sin mácula alguna en mi legajo, accediendo a cargos a lo largo de mi carrera, mediante concursos, lo que denota mi serio compromiso con el servicio público de Justicia”.

Finalmente afirmó: “Doy un paso al costado, además, para conservar la paz de mi familia y de la comunidad en su conjunto.