20_02_39 (1)

Condenan a un aliado de Temer por el caso Lava Jato

El exgobernador de Río de Janeiro Sérgio Cabral fue penado a 14 años de cárcel por recibir coimas para otorgar obras públicas. Militaba en el mismo partido que el presidente. La sentencia fue librada por el juez Sérgio Moro.

El exgobernador del estado brasileño de Río de Janeiro Sérgio Cabral fue condenado ayer a más de 14 años de cárcel por cargos de corrupción vinculados con la causa Lava Jato, según hizo público el tribunal a cargo en la ciudad de Curitiba.

Cabral, miembro del partido conservador PMDB, del presidente Michel Temer, fue declarado culpable de haber recibido sobornos por al menos 812 mil dólares para conceder obras públicas a la empresa Andrade Gutierrez en Río. En clave política, esto representa otro golpe al primer mandatario brasileño.

“El delito se inserta en un contexto más amplio y tiene que ver con una cobranza sistemática por parte del exgobernador y de su grupo de un porcentaje de soborno sobre toda obra pública en el estado de Río de Janeiro”, señaló el juez a cargo de los procesos, Sérgio Moro, famoso por su rol en la causa madre.

Junto con Cabral fueron condenados su exsecretario privado Wilson Carlos Cordeiro da Silva Carvalho y su antiguo colaborador Carlos Miranda a 10 años y ocho meses y 10 años de cárcel, respectivamente.La condena íntegra del exmandatario, preso desde el año pasado, fue de 14 años y dos meses por delitos de corrupción y lavado de dinero.

Su esposa, Adriana Anselmo, hasta ahora en prisión domiciliaria en su casa en Río por la misma causa, fue absuelta.

Caso insigne

El caso de Cabral, un experiodista de 54 años, es considerado como uno de los más claros para mostrar la enorme magnitud de la corrupción política en la primera economía latinoamericana.

Varias obras grandes de infraestructura en Río, muchas de ellas relacionadas con el Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, están bajo sospecha de corrupción.

La condena está enmarcada en la megacausa llamada Lava Jato (“Lavado de autos”, por una estación de autoservicio donde empezaron los operativos), considerada como la mayor operación sobre corrupción en la historia brasileña.

Decenas de políticos y empresarios están acusados de participar en una trama de sobornos que empezó en la petrolera Petrobras, un gigante controlado parcialmente por el Estado.

Significativo apoyo a Temer

Pero no todas fueron malas noticias para el presidente Temer. Ayer el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), principal aliado del presidente, anunció que permanecerá en el gobierno, una decisión que otorga oxígeno político al debilitado mandatario.

La decisión fue anunciada por el senador, exministro y dos veces candidato presidencial José Serra, tras una reunión entre parlamentarios, gobernadores y cuatro ministros que pertenecen a la agrupación del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).

Sin embargo, en las bases, el PSDB se mantiene dividido entre quienes quieren desembarcar del Gobierno sobre todo luego de que el presidente del partido, Aécio Neves, fuera grabado pidiendo sobornos al dueño del frigorífico JBS, Joesley Batista, un colaborador de la Justicia.

“El partido no hará ningún movimiento para salir de esta administración federal. Los ministros se quedarán en sus puestos. Podemos analizar eso en otro momento”, dijo Serra.

Esas declaraciones de Serra ponen de manifiesto que si bien el apoyo fue ratificado, depende de lo que suceda con la denuncia a Temer que prepara el fiscal General, Rodrigo Janot, por corrupción y obstrucción de la justicia contra el jefe de Estado por haber sido grabado por el empresario Batista en una conversación.

Sobre este asunto, Temer acusó sin nombrarlo al jefe de los fiscales y a parte del Poder Judicial por haber usado pruebas “artificiales y montadas”.

El mensaje fue bajado en un video divulgado en las redes sociales por la presidencia brasileña. Allí, Temer consideró a sus acusaciones como un intento por desestabilizarlo. “En ninguna hipótesis será consentida intromisión alguna de un poder en otro. No interfiero ni permitiré interferencia indebida del Poder Judicial sobre el Ejecutivo. En las democracias modernas, ningún poder somete a la voluntad de otro”, dijo el presidente, investigado por el Supremo Tribunal Federal.

Hermana de Aécio Neves. El máximo órgano judicial de Brasil resolvió rechazar una solicitud de Andrea Neves, hermana del excandidato presidencial Aécio Neves (PSDB). La mujer está en prisión mientras se investiga un pedido de coima de dos millones de dólares a Joesley Batista, dueño del mayor frigorífico del mundo (JBS) para la campaña de su hermano. El tribunal decidió que “la prisión de Andrea Neves es necesaria para evitar nuevos delitos mientras transcurre la investigación”.