Contra reloj: continúa la búsqueda del submarino, con los tripulantes al límite de la supervivencia

El vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, afirmó que las posibilidades de hallar con vida a la tripulación del ARA San Juan son cada vez más acotadas, al asegurar que “aproximadamente hay una supervivencia de siete días”, y ya van seis desde que el submarino está desaparecido. 

Es difícil precisar cuánto oxígeno les queda, pero estimamos que aproximadamente hay una supervivencia de siete días. Si están abajo del agua, estaríamos en una situación crítica“, dijo el vocero.

Si están en condiciones normales, hacen snorkel para renovar el oxígeno. Si el siniestro obligó al submarino a salir a la superficie, el problema de oxígeno estaría resuelto, y en cuanto a los víveres, siempre se llevan dos tercios más por las dudas. Ahora, si está en inmersión y no puede renovar el aire del ambiente, la situación se vuelve complicada“, apuntó.

El submarino San Juan es buscado desde el miércoles pasado cuando estableció contacto por última vez. Allí recibió la orden de culminar su tarea de patrullaje en la zona de Península de Valdez y regresar a su base de Mar del Plata ya que había reportado una avería.

Balbi explicó además que “el tema de los siete días de oxígeno es cuando la situación es crítica y eso no lo sabemos, no conocemos si está sumergido o en la superficie”. El vocero se mostró esperanzado por la situación meteorológica de hoy, ya que “cuando hay menos oleaje y menos altura de las olas los sensores de la marina de los países con más tecnología van a poder trabajar mejor”.

“El rastrillaje va a durar hasta que se localize el submarino. Los familiares están controlados. Tuvimos una esperanza con el tema del ruido, algunos dijeron que se trataba de los golpes en clave morse contra el casco, les pedimos (a la prensa) que difunden las fuentes confiables que es la Armada Argentina”, subrayó el vocero.

Aclaró además que cuando se mencionó los 200 metros de profundidad de los ruidos, “esa no es la inmersión del submarino” y remarcó que “los ruidos se pueden hacer en forma activa o pasiva, cuando es activa se detectan en los sonares y se trabajan con radares”. La cuestión de los ruidos detectados había cobrado importancia ya que se había detectado en la zona en la que debería haber tomado el submarino en su ruta hacia Mar del Plata. El tuit del ministro Oscar Aguad dando cuenta de siete intentos de llamadas satelitales desde el submarino San Juan, que se comprobaron inexistentes, terminó con la carrera del contralmirante Gabriel González, comandante del Área Naval Atlántica con asiento en Mar del Plata.

Por su parte, Gabriel Galeazzi, capitán de navío de Mar del Plata y uno de los voceros de la Armada, destacó que esta la tecnología a nivel mundial más moderna para estos procedimientos”.

El presidente Mauricio Macri renovó el compromiso del gobierno nacional para hallar a la tripulación del submarino luego de una visita que efectuó esta mañana a los familiares en la Base Naval de la ciudad de Mar del Plata. “Estuve en la base de Mar del Plata para acompañar y ofrecer todo mi apoyo a los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan en estas horas difíciles. Seguimos desplegando todos los recursos nacionales e internacionales disponibles para hallarlos lo antes posible”, declaró el Presidente en su cuenta de Twitter.

En el área de búsqueda hay 14 unidades navales y 10 aviones, entre los argentinos y de países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Chile, Uruguay, Brasil y Perú, lo que fue calificado por el vocero de la Armada como “el operativo de mayor magnitud de los últimos 30 años” para la fuerza.

El ARA San Juan, construido en Alemania y que está en servicio desde 1985, había partido desde Ushuaia con 44 tripulantes a bordo y tenía previsto llegar a Mar del Plata entre el sábado y el domingo. Pero a la altura del Golfo de San Jorge, mientras realizaba tareas de patrullaje, cerca de la Península de Valdez, comunicó el miércoles pasado que tenía una avería por lo que inició su viaje hacia Mar del Plata, aunque nunca volvió a comunicarse.


 

Deja un comentario