Contradicciones entre los detenidos por el femicidio de Daniela Guantay

Los cuatro hombres imputados por el femicidio de Daniela Guantay, encontrada a la vera del río Mojotoro, prestaron declaración durante la audiencia de imputación.

Se trata de Nolberto Silvestre de 27 años, Carlos Alfredo Agüero de 33, Franco Aleman de 22 años y Julio César Monasterio de 28.

El fiscal penal Rodrigo González Miralpeix explicó que los cuatro acusados trataron de desvincularse del femicidio, incurriendo en numerosas contradicciones. Además aclaró que, a partir de las tareas investigativas, testimonios y otras diligencias, se logró establecer su vinculación al homicidio y que se trata de establecer cuál fue el rol de cada uno en el hecho investigado, según informa el Ministerio Público Fiscal.

De esta manera, los cuatro continuarán detenidos y no se descartan nuevas detenciones.

La desaparición

El 28 de febrero, Daniela salió de su casa, en el barrio Juan Manuel de Rosas, en la zona norte de la capital. En la vivienda habían quedado sus tres pequeños hijos y Verónica Guantay, su mamá.
Pasaban las horas y ella no regresaba. La madre comenzó a preocuparse y al día siguiente fue a la Policía a denunciar su desaparición, pero, según dijo la mujer, en ese momento no quisieron tomarle la denuncia y le recomendaron que esperara, que ya iba a volver.

Pero eso no sucedió y recién dos días después, luego de llamar al 911, la madre pudo denunciar su desaparición y con ello iniciar el operativo de búsqueda desde la Policía.

Algunos vecinos le contaron que la habían visto el miércoles 1 de marzo, caminando hacia el río Mojotoro, junto a su pareja.

La madre dijo, entonces, que su hija había denunciado varias veces a su pareja por violencia de género. Y con eso la sospecha de un posible femicidio tomó forma y fuerza.

 

 

 

Deja un comentario