River ganó y es finalista de la Copa Argentina

Con goles de Sebastían Driussi a los 40 minutos y de Lucas Alario a los 44, ambos del primer tiempo, el equipo de Gallardo derrotó 2 a 0 a Gimnasia y Esgrima de La Plata, en San Juan, por la segunda semifinal del certamen. Ahora jugara la final contra Rosario Central, el 15 de diciembre.

El Millonario tuvo un gran comienzo, manejó la pelota y generó buenas ocasiones de gol. Al segundo minuto de juego, Andrés D’Alessandro avisó con un remate de media distancia que Alexis Martín Arias sacó al córner.

En la acción siguiente, y luego de un rebote, Leonardo Ponzio disparó al arco y la pelota entró. Pero Darío Herrera cobró un polémico fuera de juego porque Sebastián Driussi interfirió en la jugada.

Tras varios intentos, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo se puso en ventaja gracias a Driussi. El hombre surgido de las Divisiones Inferiores del Club de Nuñez, finalizó una buena jugada colectiva en la que participaron Gonzalo Martínez, el Cabezón e Ignacio Fernández. Este último fue quien asistió al goleador.

Y el golpe para Gimnasia fue duro. Es que tan sólo cuatro minutos después, Lucas Alario estiró la ventaja y estampó el 2-0. El Lobo intentó salir del fondo y el Pity Martinez fue astuto para recuperar el balón y enviar rápidamente un centro para el Pipa Alario, quien cabeceó a la perfección.

En el segundo tiempo, La Banda volvió a exigir al elenco comandado por Gustavo Alfaro, que esta vez no sufrió tanto como en la primera parte. Pero River continuó buscando el arco rival. Driussi, de gran partido, lanzó un remate de media distancia que pasó muy cerca del palo derecho de Arias.

El Lobo careció de ideas. No sólo no estuvo fino sino que dejó que River, continúe manejando la pelota. En ningún momento inquietó al Millonario. A pesar de los errores en el fondo de Gimnasia, El conjunto de Nuñez, tuvo más de 20 minutos en los que desaprovechó una infinidad de oportunidades para seguir convirtiendo goles.

Pero no hubo tiempo para más. River hizo un buen partido, dio un salto de calidad con respecto a los últimos encuentros que disputó y se quedó con un gran triunfo para clasificar a la final de la Copa Argentina. La primera de su historia en el mencionado certamen y la octava en la era Gallardo. Queda una batalla más. Ante Rosario Central, el equipo del Muñeco deberá sostener este nivel y quedarse con el título para clasificar a la Libertadores del próximo año.

Deja un comentario