rtubey y schiaretti

Coparticipación: la liga de gobernadores va a la Corte

Los gobernadores del PJ hicieron su pedido de audiencia al tribunal en la pelea con la gobernadora Vidal por el Fondo del Conurbano. Pero el mandatario cordobés impulsa un acuerdo político para evitar un fallo judicial que, probablemente, favorezca a Buenos Aires.

Mientras la pulseada por los 50 mil millones de pesos anuales del Fondo del Conurbano ya está en la Corte Suprema de Justicia, la carta que impulsan Juan Schiaretti y la liga de mandatarios del PJ es que haya un acuerdo político en el Congreso.

De este modo se evitaría que este diferendo sea resuelto por un fallo judicial que podría favorecer a Buenos Aires.

El martes pasado, en la Reunión de Acuerdo de la Corte Suprema ingresó el pedido de audiencia de los gobernadores peronistas.

El 3 de agosto pasado, se realizó la última cumbre de mandatarios justicialistas.

El tema de discusión fue la demanda que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, presentó ante la Corte para que se le devuelva a su provincia el Fondo del Conurbano.

Si bien los jueces del máximo tribunal aún no trataron el pedido de audiencia de los peronistas, todo indica que los escucharán.

Fuentes judiciales admitieron ante la Corresponsalía de este diario en Capital Federal que la Corte también convocará a Vidal para conocer su opinión.

Por el momento, la pelota está en el alto tribunal, que ya convocó de manera individual a las provincias para que brinden su postura.

Este conflicto involucra 50 mil millones de pesos, de los cuales Buenos Aires hoy recibe sólo 650 millones. Al resto se lo reparten las demás provincias.

Se trata de una pulseada por plata, pero también política.

Hay que recordar que el Fondo del Conurbano –conformado por el 10 por ciento del Impuesto a las Ganancias– fue creado por ley en el año 1992.

Pero, cuatro años más tarde, también por otra ley nacional, se le puso un techo de 650 millones de pesos anuales a lo que recibía Buenos Aires. Desde entonces, al excedente se lo reparten las demás provincias.

Precisamente, en el año 1996, Ganancias comenzó a crecer en recaudación.

Se llegó a la actual distorsión cuando de los 50 mil millones de pesos que conforman el fondo, Buenos Aires sólo recibe el 1,3 por ciento.

 

Jugada política

Los gobernadores admiten que ese fondo fue creado para Buenos Aires, pero exponen otro argumento de peso: los distintos gobierno nacionales le fueron entregando recursos por otras vías a esa provincia.

Según los números que hacen en el Centro Cívico, si la Corte Suprema resuelve que el total del Fondo del Conurbano vaya a Buenos Aires, Córdoba perdería alrededor de siete mil millones de pesos por año.

De allí la preocupación que existe entre todos los gobernadores, en especial, los que están aglutinados en la liga de mandatarios peronistas.

El gobernador de Córdoba impulsa un acuerdo político para resolver esta cuestión. Teme que un fallo de la Corte Suprema resolverá a quién le corresponden esos recursos, sin meterse en la discusión por el resto de los fondos que Buenos Aires obtiene del Estado nacional.

“En lugar de salir públicamente a respaldar el reclamo de la gobernadora Vidal, el presidente (Mauricio) Macri tendría que sentar a todas las partes en una mesa de negociación. Sería injusto darle a Buenos Aires otros 50 mil millones de pesos, cuando el año pasado, junto a Capital Federal, recibió 79 mil millones de pesos en subsidios a los servicios públicos”, argumentó Schiaretti en una entrevista que días pasados brindó a este diario.

Cuando sean recibidos en la Corte Suprema, los gobernadores peronistas expresarán la idea de buscar un acuerdo político que debería pasar por el Congreso.

Mientras que Vidal, quien ya recibió el apoyo explícito del presidente Macri, tratará de evitar un debate en el Congreso.

El macrismo es minoría en el Parlamento y es muy fuerte la presencia de legisladores que responden a los mandatarios provinciales.

Los magistrados analizan el reclamo de la gobernadora María Eugenia Vidal, que podría restar una cifra millonaria al resto de las provincias.

La batalla entre Buenos Aires y el resto de las Provincias por el Fondo del Conurbano suma varios capítulos. Este martes, en la reunión de gobernadores del NOA y del NEA que tuvo lugar en Entre Ríos, el mandatario tucumano Juan Manzur y su par chaqueño Domingo Peppo expresaron la necesidad de acelerar en los próximos días una nueva reunión de la liga de gobernadores’ para frenar el avance en la Corte Suprema de la Nación la causa iniciada por María Eugenia Vidal, que restaría una cifra millonaria al resto de los distritos.

Ahora bien, ¿quiénes son los jueces que deberán fallar sobre la cuestión planteada por Vidal? Este máximo tribunal, con tres representantes del interior, será ahora el encargado de definir la suerte de las Provincias en la nueva distribución de fondos que propone la administración de Cambiemos.

Este organismo de Justicia está constituido por 5 miembros: Ricardo Lorenzetti (presidente), Elena Highton de Nolasco (vicepresidenta), Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

Lorenzetti fue nombrado ministro de la Corte por el entonces presidente Néstor Kirchneren 2004. El actual presidente del tribunal nació en Santa Fe y estudió en la Universidad Nacional del Litoral. Desde su provincia construyó una larga trayectoria nacional e internacional.

La vicepresidenta, Highton de Nolasco, también pasó a conformar el órgano de Justicia por propuesta de referente del kirchnerismo en 2004. Oriunda de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, fue la primera mujer en acceder a ese cargo en un gobierno democrático.

Juan Carlos Maqueda, en tanto, es el juez con más años en la Corte: asumió en 2002 y es el único de los supremos nombrado durante el breve gobierno de Eduardo Duhalde tras la caída de Fernando de la Rúa. Maqueda cursó sus estudios universitarios en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Católica de Córdoba, provincia donde nació en 1949.

Rosatti y Rosenkrantz fueron designados recientemente a propuesta del presidente Mauricio Macri para cubrir las vacantes en el año 2016. Rosatti nació en Santa Fe, al igual que el presidente de la Corte, y ocupó el cargo de Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Argentina durante la presidencia de Kirchner. Rosenkrantz, nacido en la Capital Federal, estudió en la Universidad de San Andrés y fue asesor del Consejo para la Consolidación de la Democracia, órgano de la Presidencia de Raúl Alfonsín.

 

Un poco de historia

Creado durante el gobierno de Carlos Menem y constituido por el 10% de lo recaudado por el Impuesto a las Ganancias, el Fondo de Reparación Histórica del Conurbanoquedó congelado en 1996 en $650 millones para la provincia de Buenos Aires. El excedente se reparte entre el resto de las provincias. Para este año, se calcula que ascenderá a unos $54.000 millones.

Funcionarios del Gobierno nacional dieron el visto bueno al reclamo de Vidal y aventuraron que, entre los fallos favorables, la Corte Suprema podría eliminar, modificar el tope o incluir a Buenos Aires en el reparto del excedente. El apoyo de Mauricio Macri a la gobernadora afín a la Casa Rosada generó alarma entre los mandatarios que verán menguados sus ingresos en caso de que el máximo tribunal falle en sentido favorable a la provincia de Buenos Aires.