corrida de toross

Cornada mortal

Ivan Fandiño falleció a consecuencia de una gravísima cornada en el pulmón.

“Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo”,fueron las últimas palabras del torero Iván Fandiño, dirigidas a uno de sus compañeros de cartel,  cuando era conducido a la enfermería. A pesar de este ruego, el herido estuvo más de una hora en la plaza, y no fue trasladado a un centro sanitario de Mont de Marsan hasta que finalizó la corrida.

Cuando termino el festejo fue trasladado en ambulancia pero Fandiño entró en el hospital ‘clínicamente muerto‘, según declaraciones del cirujano que lo atendió.