Crecieron un 20 por ciento las operaciones inmobiliarias

En 2017 hubo 4.954 transacciones de compra y venta de propiedades en la provincia.

La reactivación que tuvo el rubro de la construcción en la provincia el año pasado repercutió en el volumen de transacciones de compra y venta de inmuebles. De acuerdo a un reciente informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), en 2017 se registraron 4.954 de esas operaciones, que representan un crecimiento del 20% con respecto a 2016 y de un 4,5% si se las compara con 2015.

Todo hace presuponer que este año también será positivo para el mercado inmobiliario por la alta demanda de viviendas que existe y las mejoras en la accesibilidad a los créditos hipotecarios. La proliferación de nuevos loteos privados en los alrededores de la capital salteña y la mayor construcción de edificios dentro del ejido urbano son una muestra de esa tendencia.

Para cumplir con la necesidad habitacional de la provincia se deberían construir 90.000 viviendas, según estimaciones de la Cámara Inmobiliaria de Salta. La misma institución marca que existen unos 35.000 inquilinos, de los cuales 11.500 tienen la capacidad económica como para adquirir una propiedad a través de los planes bancarios.

La demanda es alta y las posibilidades de nuevos desarrollos inmobiliarios seguirán de la mano, en 2018, sobre todo desde el sector privado.

En cuanto a la inversión estatal hay recortes presupuestarios para casas sociales. Este año, el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) contará con un 41% menos de fondos para edificar en relación con 2017. Desde el organismo sostienen que esa merma será suplantada por el modelo de asociación público – privada que proponen desde Nación.

Con el sistema de inversión mixta, se espera, al menos, la construcción de 1.650 casas, que son las que el Gobierno nacional aprobó en junio pasado.

Bajo ese esquema, el sector privado aportará las tierras, construirá los complejos habitacionales y los comercializará, mientras que el Estado financiará la adquisición de los inmuebles mediante programas de subsidios y créditos hipotecarios.

En los desarrollos urbanísticos se prevé dejar un porcentaje para construcciones de demanda libre y áreas comerciales. De acuerdo a las previsiones, las constructoras invertirán $1.200 millones y el Gobierno nacional aportará $700 millones para las obras locales durante 2018.

Previsiones

Los permisos de edificación que otorgan los municipios son un indicador clave de las intenciones de construcción a futuro.

En el acumulado entre enero y noviembre de 2017, los permisos de edificación en la ciudad de Salta fueron para el sector privado de 336.662 metros cuadrados de nuevas obras o ampliaciones, que implica una suba del 8,14% con respecto al mismo período de 2016 y un ascenso del 29,73% en comparación a 2015.

Fuente: www.eltribuno.info por Pablo Ferrer


 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*