Crimen del country: las mucamas declararon que la violencia de Farré “era constante”

Dos mujeres que trabajaban en la casa del matrimonio prestaron declaración en la causa. Afirmaron que era “moneda corriente” el maltrato del empresario hacia ellas y también con su esposa y sus hijos

 

Se siguen sumando testimonios que afirman que Fernando Farré, acusado por el crimen de su esposa Claudia Schaefer, era un hombre violento antes del asesinato, lo que complicaría la estrategia de la defensa que es plantear la emoción violenta como móvil del femicidio. Primero fue un abogado que había sido contactado por la víctima, luego el portero del edificio donde vivía la pareja y ahora las empleadas domésticas.

 

“Han declarado todo lo que han visto y vivido durante todos estos años, principalmente Mónica respecto de todas las situaciones abyectas que le toco vivir en esta familia. Todas las violencias que puede imaginarse: verbal, física, psicológica, hostigamiento constante”, explicó el abogado de ambas (Mónica y María), Claudio Katis.

 

Si bien el letrado fue cauteloso con sus palabras para no violar el secreto de sumario ni caer en la posibilidad de nulidad, contó algunas cuestiones que eran desconocidas, como que la violencia era grande y reiterada: “Había un contexto de violencia generalizada, con los hijos y con las chicas también. Con todas las que prestaban servicio”.

 

También reveló que este tipo de hechos se dieron desde hace años: “Desde el comienzo la relación fue violenta. Mónica trabajó más de ocho años. Protagonizaron hechos de maltrato, de violencia constantemente, era moneda corriente”.

 

Tanto Mónica como María vivían gran parte del tiempo con la familia porque se quedaban a dormir en la casa: “Quedaron conmocionadas con la noticia. Estamos buscando asistencia psicológica porque María pasó tres días sin dormir ni comer”, detalló Katis.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*