Cristina recibirá el sable corvo de San Martín

La restitución al Museo Histórico Nacional se realizará hoy, como parte de los festejos por la Semana de Mayo; Cristina Fernandez participará sólo de la recepción del armamento, que recorrerá unos 11,5 kilómetros hasta llegar a destino.

La mandataria encabezará a las 14.00 el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibirá, luego de 48 años, el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público, según confirmó el Ministerio de Cultura de la Nación.

El traslado del sable del Libertador desde el Regimiento de Granaderos a Caballo hasta el museo se realizará a través de un desfile patrio, que será una de las actividades destacadas de la semana conmemorativa por la Revolución de Mayo.

El sable es el arma que acompañó a San Martín durante la Guerra de la Independencia y que legó a Juan Manuel de Rosas. Fueron sus descendientes quienes decidieron donarlo al Estado Nacional, en 1897, bajo la custodia del Museo Histórico Nacional.

Durante casi siete décadas, el sable fue exhibido en una sala del museo. Durante la proscripción del peronismo, el corvo fue apropiado en dos oportunidades por integrantes de la Resistencia Peronista. El objetivo de esas acciones era marcar la línea histórica que unía a San Martín, Rosas y Perón. El sable era el único objeto que permitía conectar a estos personajes históricos. Pero fue recuperado en ambas ocasiones.

En 1967, el dictador Juan Carlos Onganía le quitó al museo la custodia del arma.

Mañana, la espada de San Martín será traslada al Museo Histórico Nacional para ser apreciada por todo el público en una sala especialmente diseñada con modernas medidas de seguridad y conservación. El sable estará rodeado por las armas de Manuel Belgrano, Manuel Dorrego, Juan Manuel de Rosas y Guillermo Brown, entre otras. El espacio estará custodiado por el Regimiento de Granaderos a Caballo, en homenaje al prócer.

Como antesala, en un espacio contiguo se exhibirán boleadoras, armas de fuego y puñales anónimos, utilizados por aquellos que lucharon por la libertad sin uniforme.

Deja un comentario