corredor bioceanico

Cuatro países, en caravana por el corredor bioceánico

Argentinos, chileno, paraguayos y brasileños, partieron juntos y tienen previsto llegar a Mejillones (Chile), ingresando por Jama.

Se volvieron a juntar para que el sueño del “Norte Grande” no muera; para que un día despierte en las carreteras consolidadas del corredor bioceánico. Son 1.500 kilómetros los que separan a los empresarios y funcionarios brasileños que residen en el estado de Mato Grosso do Sul, de las costas del Pacífico; y unos 900 kilómetros los que deberían recorrer los habitantes del norte de Salta para llegar a esos mismos estados del sur brasileño.

Para lograrlo, en dirección este, deberían transitar la ruta provincial 54, atravesar los 600 kilómetros de territorio paraguayo pavimentado en un 80%, y las autopistas del Mato Grosso do Sul. En sentido contrario, deberían llegar por la ruta nacional 34 hasta el ingreso a Jujuy para atravesar el paso de Jama hasta culminar en el Puerto de Mejillones, en Chile.

Esa es la travesía que por estos días ocupa a los 28 vehículos doble tracción que el fin de semana pasado fueron recibidos en el ingreso norte de Tartagal por el intendente Sergio Leavy, quien hizo entrega de un presente a Marcelo Migliori, secretario de infraestructura del gobierno de Mato Grosso do Sul, quien encabeza la caravana que tiene previsto regresar desde Chile ingresando por Salta a través del Paso de Sico.

Parte de la comitiva también fue el cónsul de Chile en Mato Grosso do Sul, Jaime Gazmuri.

El motivo de esta caravana que también integran funcionarios y empresarios paraguayos y chilenos, es recorrer los caminos de un viejo anhelo: el corredor bioceánico, que busca vincular de la manera más ágil a los estados del sur de Brasil con Paraguay, el norte de Argentina y norte de Chile.

Este recorrido va en sintonía con la idea de que varios candidatos a legisladores nacionales, entre ellos el actual intendente de Tartagal, Sergio Leavy, impulsarán para la región: el relanzamiento de aquella idea fuerza que tenía hace más de 30 años el entonces gobernador de Salta, Roberto Romero: el norte grande.

Por el norte de Salta participa como integrante de la caravana el expresidente del Geicos, Gustavo Rauch Coll, quien también desde hace más de tres décadas impulsa como empresario la integración con los países vecinos para el desarrollo del Trichaco.

Nueva ciudad en Paraguay

Su nombre no será Ciudad del Este, como ese importantísimo centro comercial en la triple frontera: Paraguay, Argentina y Brasil, sino Ciudad del Oeste y estará a pocos kilómetros del puente sobre el río Pilcomayo en la frontera dividida entre las tres naciones Paraguay, Argentina y Bolivia.

El anuncio fue hecho por funcionarios paraguayos que integran la comitiva que aún se encuentra recorriendo la región norte de Argentina y de Chile.

“La creación de esta ciudad que en un principio estará dividida en 18.000 lotes es una decisión estratégica de los hermanos paraguayos, quienes comprarán energía en Bolivia en la planta generadora que hace un par de años inauguró el presidente Evo Morales, cerca de Yacuiba, y que irá produciendo cada vez más”, comentó Leavy.

Explicó que “desde la mirada de estos funcionarios y empresarios, teniendo electricidad que le comprarán a la termoeléctrica del Gran Chaco boliviano y el agua del río Pilcomayo, tienen más de la mitad del problema resuelto”.

Nadie del Gobierno provincial

Al referirse al encuentro realizado en Tartagal, Leavy explicó que “la delegación ingresó por el puente internacional que une las localidades de Pozo Hondo (Paraguay) y Misión La Paz (Argentina). Transitaron por la ruta provincial 54 y al llegar por la ruta nacional 34 al norte de Tartagal fuimos a recibirlos porque nos parecía un gesto que está en total sintonía con nuestro pensamiento de que hay que unir las provincias del norte con los países vecinos porque tenemos un potencial económico y comercial que nadie se anima a determinar”.

Leavy se lamentó “porque no estuvo presente nadie del Gobierno provincial; el secretario de la Industria que estaba en General Mosconi fue consultado por medios de la zona del por qué no participaron y argumentó que no les interesa que la integración se haga por los departamentos del norte, todo producto de esa mirada sesgada que tienen en relación a San Martín, Orán y Rivadavia; el Gobierno de la provincia tiene un funcionario con cargo de secretario de Relaciones Internacionales, Marcelo López Arias, y es sorprendente que no haya estado presente recibiendo a estos funcionarios que ingresarán a Chile por el Paso de Jama, pero que regresarán por Sico”, explicó el intendente.

Mucho para ofrecer

Leavy detalló que “el secretario de Infraestructura del estado de Matto Grosso integra una administración que gobierna una ciudad “pequeña” de un millón de habitantes porque Brasil es un gigante que necesitará cada vez más de sus vecinos como Paraguay, Bolivia y Argentina. Nuestra región es productora de granos como soja y poroto y dependemos de los puertos de Rosario y Buenos Aires para sacar la producción. Debemos cambiar nuestra mirada porque estamos en el núcleo mismo del Cono Sur, pero si no tomamos ejemplo de lo que está haciendo Bolivia con sus inversiones en energía o Paraguay con su intención de expandirse hacia las regiones menos pobladas, nuestro norte y el Chaco salteño seguirán siendo las regiones más pobres de la Argentina. Está visto que quienes tenemos que impulsar el desarrollo es el norte mismo porque Buenos Aires solo se mira a sí mismo”.