Cuestionan la falta de control en los festejos de la primavera

Lía Macías, responsable del CIC de Barrio Unión, donde vivía Cintia Tapia, destacó la falta de control policial durante los festejos del día de la Primavera, que terminaron con el asesinato de Cintia Tapia.

Cuestionó que no se haya detectado antes el alto consumo de alcohol y sustancias tóxicas en el lugar.

En diálogo con Radio Salta, la encargada del CIC de Barrio Unión informó que la madre de la joven asesinada había fallecido el año pasado, y el padre en 2015.

Cinthia Tapia de 25 años vivía junto a sus hijos  en una casa compartida con sus hermanos en la vivienda familiar de Barrio Unión.

Lía Macías, encargada del CIC del barrio relató que horas antes, en la jornada del 20 de septiembre, un grupo grande de jóvenes se reunió en el barrio y organizó el viaje a Coronel Moldes, pero en la mañana del viernes regresaron algunos, y advirtieron que algo había ocurrido.
Macías comentó que los familiares de la víctima se alertaron de los hechos, al anoticiarse de que el cuerpo presentaba tatuajes con los nombres de los hijos de Tapia.

 


 

Deja un comentario