Cupo al contrabando: podrán pasar solo 2 bultos por persona

El obispo Gustavo Zanchetta fue clave en la negociación con funcionarios nacionales.“Se puede decir que el conflicto quedó por ahora desarticulado”, dijo el gobernador Urtubey.

Como corolario de la reunión realizada en el Obispado de Orán ayer, entre el gobernador Juan Manuel Urtubey, intendentes del departamento, el anfitrión Gustavo Zanchetta y el secretario nacional de Fronteras, Luis Green, y otros funcionarios nacionales, se acordó que los bagayeros podrán seguir trabajando, con lo cual, básicamente, quedó desarticulado el nudo principal del conflicto por el que la ruta nacional 50 estuvo cortada más de una semana.

Los puntos acordados hasta ahora y que comenzarán a implementarse hoy mismo, son cuatro:

1) A partir de hoy los trabajadores de frontera comenzarán a ser registrados en la Casa del Bicentenario de Orán, ubicada en calle Belgrano e Yrigoyen de esta ciudad, incluyendo a los que viven en Aguas Blancas.

2) La mercadería deberá ingresar al país por Aduana, a través del puerto chalanas o por el puente internacional, con solo dos bultos por persona.

3) No se permitirá más el paso de mercadería en los clásicos gomones, aunque estos podrán seguir trabajando una vez que cumplan estrictas normas de seguridad. “Todo lo que venga por pasos ilegales no entra a la Argentina y los trabajadores están de acuerdo con esto”, remarcó el intendente de Orán, Marcelo Lara, al respecto.

4) Iguales medidas de seguridad se les exigirán a los vehículos que transporten la mercadería por la ruta nacional 50 con destino a Orán o a otros puntos.

Por su parte, los funcionarios nacionales ofrecieron, como alternativas al trabajo ilegal, brindar cursos de capacitación en diversos oficios, y aumentar la inversión en obra pública, con lo cual se generarían nuevas fuentes de trabajo.

La reunión en la que estuvieron presentes una decena de los bagayeros terminó pasada las 13.30 y al salir de la misma hubo caras de conformidad para con el centenar de sus pares que esperaban ansiosos en las veredas del Obispado, frente a una fuerte custodia policial y de Gendarmería.

Urtubey remarcó por su parte que “la mediación del obispo del Orán fue lo que permitió abrir este canal de conversación para que los oranenses puedan estar tranquilos. Esperamos que sea una solución definitiva, aunque sabemos que llevará un tiempo”.

“Estamos planteando cómo se modifica el régimen simplificado de importación; cómo se establece la tarjeta vecinal fronteriza para todos los que desde Orán y desde Aguas Blancas, trabajan en esta situación y por cierto, todo lo que hay que hacer en adelante”, agregó el mandatario.

Por su parte, monseñor Zanchetta expresó: “Hemos arribado a una solución que se encamina a terminar con el trabajo ilegal y a garantizar que se siga luchando por la paz y diciéndole no al narcotráfico. Pero, sobre todo, que los trabajadores de frontera puedan tener un marco regulatorio que les permita trabajar en el marco de la ley”.

“Estos trabajadores estuvieron al margen de la ley porque no tuvieron más alternativas. Hay que distinguirlos de los oportunistas que comercian droga en la frontera”, agregó.

Fuente: El Tribuno Salta (Por Andrea Silvera)


 

Deja un comentario