aranguren boleta en cuatro cuotas

Desde hoy, las facturas de gas del invierno se podrán pagar divididas en cuatro cuotas

Para atenuar el pago de boletas con cifras siderales, el ministro Juan José Aranguren pidió diferir el 50% para después del 31 de octubre, unos días más tarde de la elección.

Por expreso pedido del ministro de Energía, Juan José Aranguren, las boletas de gas que las distribuidoras emitan desde hoy para el sector residencial se podrán pagar en cuatro cuotas mensuales sin interés, para atenuar el impacto de los dos aumentos tarifarios que se acumularon desde el invierno de 2016.

La novedad apunta a aliviar los bolsillos de miles de familias que tendrán que pagar facturas siderales por el consumo del fluido en parte de los meses de junio y julio, cuando hubo dos olas polares que dispararon la demanda. De paso, el Gobierno se ahorra el mal trago de tener a los usuarios más enojados antes de las elecciones legislativas de octubre y evita que la oposición machaque sobre el tema.

Consultada al respecto, una fuente oficial dijo que “si la medida fuese únicamente con fines electorales, la hubiésemos anunciado antes de las PASO” y la comparó con el aumento a los jubilados, que se informó unos días después de las primarias.

Hasta el momento, las distribuidoras ofrecían la posibilidad de cubrir el pago en dos cuotas mensuales, pero ahora se ampliará la posibilidad de abonarla en cuatro cuotas -diferir un bimestre la segunda mitad del pago-.
De todas formas, tras un pequeño relevamiento de este medio, las compañías informaron que solamente una pequeña parte de sus clientes residenciales abonan más de $ 1000 por bimestre. Metrogas tiene apenas el 12% de sus usuarios de Capital Federal por encima de ese valor y el 27% de sus clientes de la zona sur del Gran Buenos Aires. Gas Natural BAN, que presta el servicio en el noroeste del conurbano bonaerense, tiene a un 25% de sus usuarios que pagan $ 1000. En tanto, Camuzzi Gas Pampeana (interior de Buenos Aires), un 33%: y Camuzzi Gas del Sur (Patagonia), solamente un 11%.

La medida será para las facturas que se emitan desde hoy (no aplica retroactivo) y hasta el 31 de octubre, excepcionalmente, en el sector residencial que no tiene tarifa social. En tanto, no habrá cambios para la industria, el comercio y las entidades de bien público.

El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) pondrá en conocimiento por estas horas a las empresas del sector y publicaría en el Boletín Oficial un “aviso a los usuarios”, en el que se detallaría lo que se les instruyó a las distribuidoras. Asimismo, la semana que viene publicaría la resolución, motivada por una carta de Aranguren enviada el miércoles.

“Considerando la incidencia de los mayores consumos de gas en el período invernal y su efecto en la economía de los hogares, se estima conveniente adoptar medidas adicionales orientadas a facilitar el pago de las facturas, con el propósito de gradualidad en la aplicación de las nuevas tarifas”, dice la nota que envió el ministro al directorio del Enargas, reveló el portal El Destape.

Según indicaron fuentes del ministerio, “la medida es para hacerles accesible el pago a quienes no adaptaron sus niveles de consumo”. Además, graficaron con la metáfora preferida del presidente Mauricio Macri, de “hacer un puente” con lo que requieren los nuevos tiempos; es decir, concientizar a la población de abrigarse en sus casas y evitar el consumo irracional de la energía.

Esto también implica que en el siguiente bimestre se juntarán facturas impagas, entre las dos cuotas que restarían pagar por los consumos invernales y las boletas por la demanda de agosto, septiembre y octubre.