Después del escándalo de los Manseros habló Onofre Paz

Onofre Paz que echó a su hijo del escenario en una presentación de Los Manseros en Córdoba hizo declaraciones a la prensa.

Después de la tristemente célebre presentación de Los Manseros el fin de semana en Córdoba, Onofre habló con el periodista Rony Vargas y explicó  lo sucedido: “Esto viene desde hace un año o más; él viene con problemas, pareciera que estaba en el conjunto a desgano, y ahora parece que él es la víctima y yo soy el culpable”, comenzó a relatar el músico.

Las declaraciones intentaron mejorar la situación y servir como disculpas con el público tras la presentación en el Festival del Carbón en Las Arrias, Córdoba. “La gente no tiene la culpa si él (Martín, su hijo) tiene un problema personal”.

 

Respecto de la reacción que Onofre tuvo micrófono en mano (recordemos que desvinculó a su hijo en medio del show con un “Que se vaya a la mierda de aquí”), se la atribuyó a algunos problemas de salud: “La reacción mía fue porque soy hipertenso y tenía muy alta la presión y la glucosa también. Cuando uno es diabético parece que no piensa las reacciones en el momento y hace lo que siente”.A esta situación, tal como cuenta Onofre, se sumó otra: “Él estaba de mala voluntad en el escenario, y fuera del micrófono le dije que ponga buena cara porque la gente no tiene la culpa y me echó a la mierda a mí: ‘andate vos, qué sabes’, me empezó a decir”.

Onofre dice que le hizo una advertencia: “Te voy a echar, le dije, y él me dijo ‘ya me voy’, y ahí dije al micríofono que a partir de ese momento, el señor Martín Paz no pertenece más al grupo”.

Repercusiones

Tras el escándalo y ya con tiempo de reflexionar al respecto, el Mansero agregó que tendría que haber hecho las observaciones antes de subir al escenario: “Le pido disculpas a la gente por haber reaccionado de esa manera”, agregó.

Consultado sobre si había tenido oportunidad de hablar con su hijo, Onofre dijo que no: “Nos presentamos en Sunchales y él no estuvo. Actuamos los dos con Toledo (el tercer integrante). El sábado tenemos que actuar pero no creo que vuelva, está libre y todavía no hemos pensado a quién vamos a traer de reemplazo; él no va a cambiar, anda con problemas con minas y se desquita con nosotros”, lanzó.

Aunque dejó abierta la puerta para un potencial regreso, quedó claro que sería bajo otras condiciones: “Si hablamos y se compromete a cambiar un poco, bienvenido sea, y si no, qué va a hacer, no puedo andar renegando a cada rato, es el mejor momento y él va a crear un problema así”.

Sobre el cierre de sus declaraciones reiteró las disculpas: “Yo no soy una mala persona, y las cosas internas no se ven (…), pero venía aguantando y aguantando. Yo tengo setenta y pico, él me tendría que entender a mí”.

 

Los Manseros cobraron 400 mil pesos por una actuación de 30 minutos generando otra polémica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*