Destrozos y anegamientos por la lluvia y el viento

Hubo caída de árboles y postes. El granizo afectó la plantación de tabaco en Rosario de Lerma.

Muchos árboles y postes caídos dejaron los fuertes vientos y las intensas precipitaciones de este mediodía en la capital salteña. El más impresionate fue el de un árbol añejo de gran porte que el viento arrancó de cuajo y cayó encima de una camioneta Ford Eco Sport de color gris que justo estaba estacionada sobre calle Juramento y Santiago del Estero. En Villa Juanita, en la zona sudeste de la ciudad, una familia integrada por dos adultos y cuatro niños, que vivía asentada de forma muy precaria a la orilla del canal Tinkunaku (Samuel Quevedo al 2000), perdió lo poco que tenía y fue trasladada al Centro de Desarrollo Comunitario San Juan Bautista, ex Padre Ernesto Martearena.

En parte de Rosario de Lerma el temporal con granizos hizo estragos y destruyó prácticamente toda la plantación de tabaco. En Embarcación, en el norte provincial, hubo varias familias damnificadas y destrozos por los vientos huracanados. En Vaqueros, dos mujeres con dos niñas de uno y dos años quedaron atrapadas en medio del río debido a la crecida del mismo en cuestión de minutos. Un baquiano de la zona las rescató a caballo.

Estas son algunas de las principales consecuencias que ayer dejaron las lluvias, que si bien no duraron más de 20 minutos, fueron intensas en algunos sectores. De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional con base en el aeropuerto de Salta precipitaron cuatro milímetros, mientras que en el patio de la casa del meteorólogo Ignacio Nieva, en barrio Tres Cerritos, el pluviómetro marcó 18 ml. de agua. Hubo ráfagas de viento de hasta 63 kilómetros por hora.

En la Capital

En Alvear y Leguizamón, en la avenida Tavella a la altura de barrio San Remo y en Ciudad del Milagro también se cayeron árboles. En Alvarado y Coronel Moldes se desprendió una rama importante.
La caída de árboles añejos es un tema que ya preocupa a los salteños. El 9 de marzo pasado destrozó un auto que estaba estacionado sobre avenida Sarmiento y Rivadavia, y el 26 de diciembre de 2016 otro vehículo en avenida Sarmiento, antes de llegar a Belgrano.

Avenida Tavella; foto Javier Corbalán. 

En barrio Solidaridad se registró la voladura de techos en una vivienda. Como de costumbre, se anegaron calles de distintos puntos de la ciudad, especialmente del micro y macrocentro. En los barrios, el lodazal habitual fue la postal.
Nicolás Kripper, subsecretario de Prevención y Emergencias de la Municipalidad de Salta, alertó a la comunidad que “ante cualquier situación de emergencias se debe llamar al 911 porque están vigentes todos los protocolos para ir distribuyendo la respuesta a las distintas agencias que también intervienen”, haciendo referencia a Defensa Civil, bomberos de la Policía y bomberos voluntarios. Entre todos aúnan esfuerzos. Kripper agregó que “la lluvia no trajo mayores problemas, en realidad no hubo un caudal de agua importante, fue más que nada el viento y la actividad eléctrica”. Tras la tormenta, numerosos vecinos se quejaron por el nivel de turbiedad del agua que salía en algunos casos como “chocolate”.

El tiempo

Hasta anoche aún regía el alerta por tormentas para Salta, luego del descenso de la temperatura que ayer se cumplió como estaba previsto. El meteorólogo Ignacio Nieva anticipó que en los próximos días va a estar caluroso, húmedo y que las probabilidades de lluvias continuarán. Para este lunes y martes las máximas estarían entre 26 y 28 grados, el miércoles aumentaría a 29 o 30, el jueves de 30 a 32 grados, igual el viernes.
Con respecto a las temperaturas mínimas se pronostica que incluso hasta el viernes, éstas se ubicarán entre los 17 y 19 grados. “Cuando la mínima alcanza los 17 se habla de alerta amarilla porque comienza a tornarse pesado. Si alcanza los 18 pasa de amarilla a naranja, ya es inconfortable de noche. Por ejemplo anoche (por la madrugada de ayer) la mínima era de 19 grados”, ejemplificó Nieva. Tras la lluvia, en Rosario de Lerma, en algunos sitios, se había cubierto de neblina. Sobre esto, el especialista indicó que “la neblina apareció porque hay mucha humedad, no es necesario que baje tanto la temperatura para que se dé”.

Un baqueano rescató a personas que quedaron varadas tras la crecida del río Vaqueros 

 

Minutos de desesperación vivieron este mediodía dos mujeres, que se encontraban acompañadas de dos chicos, luego de que el río Vaqueros creciera de manera repentina tras las fuertes tormentas que se registraron esta mañana.

Los niños tienen entre uno y dos años. La crecida impidió que estas personas no pudieran llegar al margen del río quedando varadas en la mitad del río en una especie de “isla”.

Vecinos que se encontraban en el lugar, disfrutando de la mañana del domingo, alertaron a los gritos sobre la situación y se comunicaron con la Policía.

Ante esta situación un baqueano de la zona tomó su caballo y ayudó en la tarea de rescate.

Las mujeres y los chicos fueron trasladadas hasta el centro asistencial de Castañares, donde fueron asistidas: se encuentran en perfecto estado de salud.

Vehículos quedaron varados en la Ruta 51 por un alud

El temporal que azotó hoy a la provincia de Salta provocó, entre otras consecuencias, cortes en la Ruta Nacional 51 a la altura del paraje El Candado, en Chorrillos y Alfarcito producto de un alud con lo que varios vehículos quedaron varados.

El sacerdote Walter Medina, de Alfarcito, confirmó que “el alud fue abajo, en el Alisal, por lo que el camino quedó cortado. Los que querían subir y los que querían bajar no lo pudieron hacer. Algunos se quedaron en casas y en el colegio hay unas 15 personas. Las maquinas trabajan y mañana continuarían los trabajos”.

Hasta en tanto no se despeje la ruta, aconsejan a quienes viajan hacia San Antonio de los Cobres que desistan así como a los habitantes puneños que quieran venir hacia el Valle de Lerma.

El fenómeno meteorológico de lluvia, viento y granizo que se precipitó hoy al mediodía en Rosario de Lerma pudo haber afectado las plantaciones de tabaco, así lo expresaron con mucha preocupación los productores tabacaleros de la zona.

Hasta el momento, no no se han emitido las cifras preliminares del daño que causó en las plantaciones el fenómeno climático.

Según los vecinos, en la ciudad granizó alrededor de 20 minutos.

Noviembre, diciembre y enero son los meses de tormentas con mayor nivel de daños en las plantaciones.

 

El Tribuno Salta


 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*