Dispar acatamiento al paro en la UNSa

Hoy se cumple la tercera jornada de la huelga en reclamo del 40% de aumento salarial y en rechazo del impuesto a las ganancias.

Entre un 30 y un 50% de los 800 docentes de la Universidad Nacional de Salta afiliados a Adiunsa pararon ayer y el lunes en la sede central de la casa de estudios en barrio Castañares. El nivel de adhesión al paro nacional convocado por la Conadu Histórica se siente más en los colegios medios dependientes de la UNSa y en las sedes regionales de Orán y Tartagal, donde hasta el 80% de los profesores no dio clases.

Hoy se cumple la tercera jornada de un paro por cinco días en reclamo de un incremento salarial del 40% (30% desde enero hasta julio y 10% de agosto a noviembre), homologación del convenio colectivo de trabajo firmado y ratificado el año pasado y la eliminación del impuesto a las ganancias sobre los salarios que afectaría a un tercio de los docentes universitarios.

Para Diego Maita, tesorero de Adiunsa, “el Gobierno convoca a la apertura de negociación (para hoy en Buenos Aires) pero no se le puede llamar paritarias porque no lo es”.

“Nosotros tenemos un convenio colectivo aprobado hace un año que todavía no está publicado por el Ministerio, por ende no tiene fuerza de ley. Por eso pedimos que entre en vigencia de inmediato”, agregó.

Mañana, a las 10.30, en el hall del edificio central de la UNSa se realizará una reunión informativa y se definirá las medidas a seguir de acuerdo a las novedades que surjan del encuentro de hoy entre los gremios nacionales, las autoridades de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación y los rectores representados por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). El próximo 23, se reunirá el plenario de secretarios generales de Conadu Histórica a fin de evaluar el estado de las negociaciones y las próximas acciones en el marco del plan de lucha.

Maita especificó que “un docente con dedicación semiexclusiva (cargo testigo equivale a 20 horas reloj) cobra unos 5 mil pesos, mientras que un profesor de la provincia por 17 horas cátedras percibe prácticamente el doble. Hay que romper el mito de que el docente universitario gana mejor porque ya no es así”.

Deja un comentario