educacion religiosa

Berruezo: “Si la Corte fallara en contra del sistema actual, el gobierno de la provincia norteña “acatará” la decisión”

“La educación religiosa no persigue un credo”, afirmó la Ministra de Educación Analía Berruezo refiriéndose a la discusión que llegó a la Corte Suprema de Justicia;

El debate que implica la educaciónreligiosa en las escuelas públicas se enciende en la agenda nacional. Con su punto de origen en la provincia de Salta, la discusión alcanzó la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde se expusieron voces a favor y en contra. En ese contexto, el programa Terapia de Noticias recibió a la ministra de Educación salteña, Analía Berruezo, quien dijo: “La educación religiosa no persigue un credo”.

La ley provincial de educación de esa provincia incluyó la materia de forma obligatoria en 2008, y el caso llegó a la Corte Suprema, que deberá decidir si esta medida es constitucional o no.

Según explicó la ministra salteña, los padres son quienes eligen si los hijos participan de las clases de educación religiosa y optan por qué contenidos quieren que sean abordados. “[La educación religiosa] es muy importante porque forma parte de la educación integral, la consideramos como uno de los fines. La integralidad de los conocimientos es una lectura comprensiva de, como puede ser, una hora de historia”, dijo Berruezo.

Ante la consulta de la periodista Luciana Vázquez, la funcionaria reveló que, si la Corte fallara en contra del sistema actual, el gobierno de la provincia norteña “acatará” la decisión porque “es lo que corresponde”.

Entanto el ministro de Educación de la Nación pide respetar la pluralidad

Finocchiaro dijo que la escuela es laica. Bullrich había respaldado la enseñanza religiosa.

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, dijo ayer ser “muy respetuoso de las provincias”, aunque agregó que Salta “deberá resolver cómo compatibiliza el artículo de su constitución que autoriza la educación religiosa en las escuelas públicas con el respeto a la pluralidad”.

“La educación en la Argentina es laica, en la Constitución de Salta hay un artículo que debe complementarse con esta ley nacional, porque la escuela es de todos los argentinos”, dijo el ministro durante la presentación del premio Maestros Argentinos, según informó la agencia Télam.

El funcionario agregó que “la ley 1420 -dictada a principios del siglo pasado- es una de las tres más importantes leyes del país, porque integró a todos los alumnos, los unificó y adoptó la laicidad para la escuela pública como modo de respetar la pluralidad de credos”.

El exministro de Educación y precandidato a senador por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, había asegurado en junio que el aprendizaje de las religiones como cultura general en las escuelas “es muy importante” y que esto “no significa romper la laicidad” sino que los alumnos sepan “qué significa cada religión”.

“Los jóvenes tienen que salir conociendo las religiones. Es muy importante en un mundo donde la religión afecta tanto, desde el terrorismo religioso hasta el impacto que tiene en la política global y mundial”, había opinado Bullrich.

El presidente de la AMIA, Agustín Zbar, dijo ayer que “es preferible la educación laica en las escuelas públicas y dejar que cada uno profese su religión donde corresponda, fuera del ámbito escolar”.

El referente de la AMIA participó de la audiencia que se realizó en la Corte Suprema y dialogó del tema con la periodista María Alicia Alvado, de Télam.

Zbar aseguró que la “discriminación” se produce al distribuir a los alumnos en distintas clases de enseñanza religiosa según su fe.

El representante del Partido Demócrata Cristiano de Buenos Aires, Pedro Andereggen, pidió durante su exposición en la audiencia ratificar la educación religiosa en Salta.

“La enseñanza religiosa en las escuelas estatales en el horario normal es necesaria para dar efectividad al derecho humano de los niños a la educación integral, sin discriminación entre quienes pueden pagar un establecimiento privado o viven en una gran ciudad, y quienes no”, afirmó.

Adventistas, a favor de un Estado neutral

Ruth Galíndez, de la Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día, aseguró ayer durante la audiencia pública que es “responsabilidad de la familia” garantizar el derecho de los niños a recibir educación religiosa.
Galíndez además manifestó que enseñar religión en la escuela obliga a las familias a expresar cuál es el culto en el que prefieren que sus hijos sean formados. “Cuando se ven obligadas a sacar de la esfera de la privacidad algo tan íntimo como las creencias y exponer a sus hijos a la segregación, no podemos hablar de tolerancia ni de respeto a la libertad religiosa”, afirmó.
La referente además consideró que “los mayores logros se han obtenido en el marco de la separación de la Iglesia del Estado” y que la neutralidad está “adulterada” en el caso de Salta.
Para Fernando Mayoraz, de la Asociación Civil Ojo Ciudadano, la alternativa de enseñar religión fuera del horario escolar que plantean algunos sectores “excede los términos de la litis” porque esa posibilidad no se planteó en el marco de la causa.
Mayoraz también argumentó durante la audiencia que, en Salta, muchos alumnos van a clase cabalgando. “Me cuesta creer que vayan a volver a la escuela a caballo en un horario distinto”, destacó.
“La expresión religiosa forma parte de la cultura de un pueblo”, expresó Fernando Mayoraz.