EE. UU. pone fin a programa que beneficiaba a niños centroamericanos

El gobierno de Donald Trump anunció la finalización de un programa por el cual inmigrantes legales con hijos menores de edad en Centroamérica pueden solicitar el estatuto de refugiados para estos niños, evitando así peligrosas travesías para reunirse con sus familiares.

El Departamento de Estado dijo en un comunicado que el Gobierno no aceptará solicitud nueva alguna para el Programa de Menores Centroamericanos (CAM, en inglés), que beneficia a El Salvador, Guatemala y Honduras.

“Los Centros de Apoyo al Reasentamiento en El Salvador, Honduras y Guatemala continuarán preseleccionando a los solicitantes que presenten sus solicitudes antes de la fecha límite del 9 de noviembre. Todos los requisitos, como las pruebas de ADN, los controles de seguridad y los exámenes médicos, siguen siendo los mismos”, indicó el texto.

La administración Trump ya había señalado meses atrás su intención de terminar con este programa en 2018.

El CAM entró en vigencia el 1 de diciembre del 2014, instaurado por el expresidente Barack Obama como una alternativa humanitaria ante la violencia que sufrían niños centroamericanos indocumentados que viajaban solos al norte para reunirse con sus padres.

En el 2016 fue ampliado para permitir que otros familiares que calificaran también accedieran al beneficio.

El Triángulo Norte de Centroamérica, que integran El Salvador, Guatemala y Honduras, registra altas cifras de violencia y homicidios provocados sobre todo por la operación de pandillas y el narcotráfico.

Una emergencia humanitaria se desató en 2014, cuando más de 60 mil menores provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador sin acompañamiento de sus padres fueron detenidos en la frontera con México.


 

Deja un comentario