El Palacete de La Florida aloja a un presidente tras 123 años

Histórico. El mandatario Evo Morales ocupa ahora el recinto.

El Palacete de La Florida será ocupado por un presidente después de 123 años. Hoy, mediante decreto supremo, el histórico edificio construido hace dos siglos se convertirá en la segunda residencia presidencial y el mandatario Evo Morales podrá utilizar ese recinto para gobernar desde Sucre.

Este inmueble está ubicado a unos cinco kilómetros de la mencionada ciudad, sobre la carretera a Potosí. El expresidente Aniceto Arce, en 1870, adquirió el lugar denominado Huiripucu y comenzó la edificación en 1886. Como gobernante la ocupó durante su periodo constitucional, entre 1888 y 1902.

El nombre La Florida surgió luego del retorno de Arce de un viaje a Estados Unidos cuando conoció el estado de Florida. Según relata Daniel Velásquez, funcionario de la Secretaría de Turismo de la Gobernación, el empresario minero quedó impactado por la belleza de esa ciudad y decidió bautizar el nuevo inmueble con ese nombre.

Inicialmente, ese fundo perteneció a un judío de apellido Isaac, que luego lo transfirió al empresario minero y terrateniente Fernando Iturralde. Éste, finalmente, lo vendió a Aniceto Arce, en 1870.Años después, allá por 1920,  los esposos Iturralde Mendieta adquirieron la propiedad.

Olvido. En 1960, el Fondo Nacional de Vivienda adquirió el inmueble y lo transfirió a la Asociación de Mutilados e Inválidos de la Guerra del Chaco. Ante el evidente deterioro, el entonces prefecto de Chuquisaca, Enrique Urquidi, recuperó el predio con el objetivo de convertirlo en la residencia presidencial.

De acuerdo con Velásquez, La Florida tiene 74 habitaciones amplias. Algunas de las paredes de los cuartos y salas todavía mantienen el empapelado fino traído desde Italia. Los techos son de madera.

También existe un retrato de Amalia Argandoña, esposa de Aniceto Arce, y murales pintados por el arquitecto ítalo-suizo Domingo Camponovo, quien fue el encargado de la ampliación de la residencia.Toda la infraestructura es de lujo, incluso con algunos decorados en oro y plata. Velásquez, por ejemplo, reveló que la habitación de Amalia Argandoña tenía cinco puertas que conectaban con cualquiera de los ambientes de la casa.

La Gobernación de Chuquisaca acondicionó las piezas, donde a partir de anoche descansan el presidente Evo Morales, algunos de sus ministros y personal de seguridad. El viernes, el Mandatario recorrió el lugar y celebró el primer almuerzo oficial con las autoridades locales. El inmueble, prácticamente, volvió a tener vida estos días.

Un siglo de abandono

Actualidad

Evo Morales será el segundo presidente en habitar el Palacete de La Florida.

Pasado

El anterior jefe de Estado que vivió allí fue Aniceto Arce, quien compró el sitio en 1870.

Tiempo

Más de un siglo después el sitio vuelve a tener protagonismo.

Hay túneles y cuartos subterráneos con historia

La Florida, además de sus amplios ambientes y enormes jardines, tiene un rostro desconocido. En el pasado había habitaciones subterráneas y túneles que conectaban el recinto directamente con el Castillo de la Glorieta y que facilitaban la comunicación entre el príncipe Francisco Argandoña y el expresidente Aniceto Arce.

Según relata el funcionario de la Secretaria de Turismo de la Gobernación, Daniel Velásquez, ese túnel, en la actualidad cerrado, tenía una extensión de 350 metros de largo y permitía a Argandoña y Arce vincularse directamente para no ser vistos, cuando ambos debían tomar decisiones políticas.

Por su parte, el gobernador Jaime Cárdenas informó que quedó impactado por las habitaciones subterráneas que aún se encuentran en la residencia.  La autoridad destacó la importancia de esa infraestructura que, en su criterio, le permitirá al presidente Evo Morales llegar a la ciudad de Sucre junto con sus ministros y reunirse tranquilamente.

Cárdenas también señaló que resulta necesario contratar a un profesional para que reconstruya la historia de ese inmueble, porque incluso podría existir otro túnel que comunica La Florida con La Recoleta. En este caso se habla de una distancia muy larga, ya que, por un ruta normal, ambos sitios están separados por al menos cuatro kilómetros.

Anunció que después de las dos primeras fases de restauración ya se contrató a una empresa para que equipe, amueble y mejore los jardines, para tener el sitio en buenas condiciones y convertirlo en otro atractivo turístico de la ciudad de Sucre. Recalcó que todavía debe realizarse una investigación a fondo del sitio, que hoy en día vuelve a tener un residente presidencial.

comentarios

Deja un comentario