El agresor de Notre Dame gritó: “¡Esto es por Siria!”

Ataque en París

Además de un martillo, llevaba cuchillos de cocina y una identificación de estudiante argelino. Tras atacar a un policía fue herido de un tiro en el tórax.

El hombre que agredió hoy a un agente de policía con un martillo en la plaza junto a la catedral de Notre Dame de París gritó “¡esto es por Siria!” antes de lanzar su ataque, informó el ministro francés del Interior, Gerard Collomb.

El máximo responsable de la seguridad en Francia dijo que el atacante “se presentaba como estudiante argelino” y llevaba encima una tarjeta de identificación cuya veracidad está siendo comprobada.

Según el ministro, el hombre se halla en posesión, además del martillo, de “cuchillos de cocina”, lo que muestra que los ataques contra las fuerzas de seguridad se llevan a cabo “con instrumentos muy rutinarios”.

Según las primeras investigaciones el hombre actuó solo en el momento del ataque, aunque se indaga si podría tener cómplices.

“El policía se encuentra bien, las heridas no son muy graves. el atentado podía haber sido peor si su compañero no llega a reaccionar”, explicó Collomb.

La Fiscalía antiterrorista de París ha abierto una investigación sobre el ataque, que realizará la sección antiterrorista de la Brigada Criminal y a la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI), explicaron a Efe fuentes judiciales.

Los hechos ocurrieron esta tarde, cuando el hombre atacó con un martillo a un policía, antes de ser herido por disparos frente a la catedral.

El atacante fue hospitalizado tras ser herido en el tórax.

Según una fuente cercana a la investigación, el hombre dijo ser un soldado del califato del grupo ISIS.

“Escuché a un hombre gritar muy fuerte, y después la gente comenzó a correr. La gente entró en pánico. Escuché dos disparos y vi a un hombre yaciendo en el suelo, con mucha sangre”, contó a la AFP Philippe, un testigo.

Dos horas después del ataque, entre 900 y mil personas seguían bloqueadas dentro de la catedral.

“La gente está tranquila, se hablan, rezan, siguen con su visita”, dijo a la AFP André Finot, responsable de comunicación de la catedral.

La policía pidió a la población evitar el sector, pero a última hora de la tarde las autoridades indicaron que la situación estaba bajo control.

La catedral de Notre Dame es uno de los lugares más visitados en Europa, con 13 millones de visitantes por año.

Esta agresión se produce tres días después de un ataque en Londres en el que siete personas murieron y 48 resultaron heridas por tres hombres que embistieron a la multitud con un vehículo antes de apuñalar a transeúntes.

Francia se encuentra en estado de alerta máxima tras una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos desde el 7 de enero de 2015, cuando 11 personas murieron en un asalto a la sede del seminario satírico Charlie Hebdo.

El 13 de noviembre de ese año, un comando yihadista que juró lealtad al grupo ISIS mató a 130 personas en varios ataques en la capital francesa.

El ISIS amenaza continuamente a Francia por su participación en la coalición militar internacional antiyihadista en Siria e Irak.

 

Deja un comentario