El asesino de Alejandra Párraga y su hijo de dos años habría cometido otro atentado en contra del niño

Según los padres de la joven, Franco Rodrigo Gaspar Cinco intentó matar a su nieto el 25 de mayo durante un paseo en el dique Cabra Corral.

La madre y el niño fallecieron el lunes pasado, envenenados con cianuro de potasio que le habría proporcionado el novio de la víctima en una botella de agua, como supuesta “agua bendita”.

Alejandro Párraga, padre de Alejandra, dijo por Radio Salta que no conocía en profundidad a su exyerno.

“No le pude sacar la ficha”, se lamentó el padre.

Foto gentileza diario El Tribuno


 

Deja un comentario