El “contador de Auschwitz” admitió ser cómplice del Holocausto y reveló detalles

A sus 93 años, Oskar Gröning se enfrentó hoy por primera vez a un tribunal que lo acusa por “complicidad en 300.000 homicidios agravados”. Pidió “perdón” a las víctimas, algunas de ellas estaban presentes en la sala.

En el primer día de su juicio en Alemania, Oskar Gröning, conocido como el “contador de Auschwitz”, pidió “perdón” a las víctimas del Holocausto, asumiendo su culpabilidad “moral” y describió en detalle algunas de las macabras ejecuciones que presenció.

En el que podría ser uno de los últimos grandes juicios por el Holocausto, Gröning está acusado de asistir en el homicidio de unas 300.000 personas, aunque él siempre lo ha negado. Se expone a una pena de entre 3 y 15 años de cárcel por “complicidad en 300.000 homicidios agravados”.

Los cargos se remontan el período entre mayo y julio de 1944, cuando llegaron a Auschwitz 137 trenes con unos 425.000 judíos de Hungría.

“Para mí, no hay ninguna duda de que comparto una culpabilidad moral”, dijo Gröning al inicio del juicio en la ciudad de Luneburgo, en el norte de Alemania. “Comparezco ante las víctimas con remordimiento y humildad (…) Respecto a si soy culpable en términos penales, ustedes decidirán”, añadió, durante una larga declaración pronunciada con voz firme. “Pido perdón”, agregó.

La audiencia, celebrada ante una gran afluencia de medios y la presencia de 67 partes civiles, sobrevivientes y descendientes de las víctimas fue traducida simultáneamente en inglés, hebreo y húngaro.

El hombre, que entró en la sala con sus dos abogados y con la ayuda de un andador, no eludió ninguna pregunta y se defendió con firmeza hasta la suspensión de la audiencia a media tarde. En un momento, incluso rió cuando su abogado pidió al juez que hablara más alto para que su cliente pudiera escucharlo. El juicio se reanudará mañana.

Deja un comentario