El debut de Salta Basket en la Liga Nacional llegó con derrota

Perdió este lunes 77 a 70 frente a Bahía Basket por la Liga Nacional en el estadio Delmi. Jugó un buen PT pero en el ST se derrumbó y lo pagó caro.

El próximo sábado enfrentará a Peñarol de Mar del Plata también de local.

La historia recordará la noche el 4 de diciembre de 2017 como el día en que Salta Basket saltó a la cancha por primera vez para jugar la Liga Nacional de Básquet. Una jornada llena de emociones que se cerró con una derrota por 77 a 70 frente a Weber Bahía Basket en el estadio Delmi.

Ricardo De Cecco arrancó el partido con el equipo que sale casi de memoria. Diego Gerbaudo, Pablo Espinoza, Alejandro Zilli y los extranjeros Quinnel Brown y Ricky Harris. Del otro lado, Sebastián Ginóbili puso lo mejor que tiene con nombres importantes como Hernán “Pancho” Jasen, exjugador del seleccionado argentino, más Juan Pablo Vaulet, Máximo Fjllerup, Luciano Parodi y el extranjero Gerson.

La intensidad fue lo que primó en el primer cuarto. Las ofensivas se repitieron de un lado y del otro, vulnerando todo esfuerzo defensivo que realizaban los infernales y los bahienses. Ataque de un lado y del otro para un partido parejo y en el que ninguno pudo escaparse en el marcador.

Los bahienses mostraron sus cartas en el tiro perimetral con cuatro aciertos en seis intentos que les daba confianza en el inicio del juego. Así fue que la visita terminó arriba el parcial apenas por dos puntos (25-27).
Si la intensidad ofensiva fue la característica del primer cuarto, la intensidad defensiva fue la protagonista en los primeros minutos del secundo cuarto. El ingreso de Emilio Stucky fue importante para cerrar varios espacios, para “molestar” a los mejores de Bahía Blanca; y lo que desaprovechaba la visita lo transformaba en puntos los infernales. La diferencia se fue haciendo importante hasta llegar a su máximo de once. Salta Basket manejó la diferencia para poner la chapa de 42 a 34 al primer tiempo.

El reinicio del juego no fue el mejor para los infernales; lo bueno que se había mostrado en los dos primeros parciales se derrumbó en el tercero, porque perdió la brújula, nunca fue claro en sus intentos y abusó del tiro de tres puntos n o logrando por esa vía generar puntos. La diferencia cambió de mano, ya que los bahienses pasaron la frente para arrancar el último parcial ganando 59 a 52.

El último cuarto fue atado a los nervios de Salta Basket. Le costó trabajar cada ofensiva y en muchas ocasiones se volvió a su campo sin puntos; hubo un intento de reacción pero no fue suficiente para vulnerar al complicado equipo bahiense, que con mucho oficio se quedó con el triunfo que le permite romper una racha de tres derrotas en fila. Para Salta Basket esto recién comienza con mucho por trabajar.

La sìntesis

Salta Basket (70): Diego Gerbaudo (11), Alejandro Zilli (10), Ricky Harris (9), Pablo Espinoza (9) y Quinnel Brown (12) FI. Pablo Bruna (5), Rodrigo Haag (8), Lucas Goldenberg (2), Gabriel Mikulas (4), Emilio Stucky (0), Joaquín Cansobre (-) e Iván Vicentin (-). DT: Ricardo De Cecco.

Bahía Basket (77): Máximo Fjejjerup (12), Hernán Jasen (6), Santo Jr. Do Espirito (14), Juan Pablo Vaulet (15) y Luciano Parodi (14) FI. Gonzalo Iglesias (6), Santiago Vaulet (0), Federico Elías (-), Facundo Corvalán (9), Leandro Bolmaro (-), Rodrigo Gerhard (-) y Dani Bordignon (1). DT: Sebastián Ginóbili.

Parciales: 25-27 (25-27), 17-7 (42-34),10-25 (52-59) y 18-18  (70-77).

Árbitros: Juan Fernández, Sergio Tarifeño y Cristian Salguero.

Estadio: Estadio Delmi (Salta, capital)

Gerbaudo: “Bajamos los brazos”

Tras la derrota hablaron los principales protagonistas de Salta Basket, Diego Gerbaudo y Pablo Espinoza, y también Sebastián Ginóbili, entrenador de Bahía Basket y hermano de Emanuel Ginóbili.

“En el segundo tiempo bajamos los brazos y no jugamos con la intensidad que nosotros sabemos”, señaló el base Diego Gerbaudo. El equipo fue uno en el primer tiempo y otro totalmente distinto en el segundo que terminó minando las posibilidades de un debut victorioso.

“Nosotros arrancamos muy ansiosos y cuando eso sucede las cosas no salen. Quedó demostrado en el segundo tiempo; arrancamos jugando mal el tercer cuarto y pagamos nuestros errores”, señaló Pablo Espinoza, que cerró el partido con nueve puntos.

Por su parte, el Sepo Ginóbili destacó el carácter de sus jugadores que les permitió llevarse su primera victoria en cuatro presentaciones en la presente Liga. “El equipo demostró carácter, por ahí no jugamos brillante pero los chicos siguieron intentando hasta que salió esta victoria. Eso no nos había pasado en los partidos anteriores y suma para la confianza teniendo en cuenta que la Liga recién comienza y todavía falta mucho”, expresó Ginóbili, que dirige al equipo bahiense desde junio de 2013.

El sábado, contra Peñarol

Salta Basket volverá a jugar el próximo sábado, también en el estadio Delmi. El rival será nada menos que Peñarol de Mar del Plata, uno de los históricos de la competencia y que es dirigido por Leonardo Gutiérrez. El partido se pondrá en marcha a las 22.

 

 

Deja un comentario