El destino de la droga transportada por el 911 sería hacia países asiáticos

El nexo entre los narcotraficantes locales y personas en Mendoza indicarían la ruta. Hay silencio oficial acerca de la investigación, que según el Juzgado de Orán les llevó un año.

A pesar de un largo silencio oficial, fuentes ligadas a la lucha contra el narcotráfico consultadas por nuestro medio indicaron que el cargamento interceptado por el grupo de inteligencia de Gendarmería Nacional frente a la iglesia del barrio Autódromo (74 ladrillos de cocaína de máxima pureza) tenía como posible destino países del Asia, donde la mercancía logró en los últimos tiempos cotizaciones que rayan el 1.400% del precio de la cocaína en los países de origen y de los de paso, entre estos Argentina.

En el procedimiento realizado el día 28 de abril en la mañana fueron detenidas dos personas, ambas vinculadas a dos instituciones provinciales: la Policía de la Provincia y un municipio, y generó un amplio debate acerca de la cartelización de la fuerza provincial, hecho negado enfáticamente por las principales autoridades de Seguridad de la Provincia, entre ellas el ministro de Seguridad, Alejandro Cornejo D”Andrea.

Desde el Juzgado Federal de Orán se hizo conocer que tras un año de investigación se secuestró la droga, se produjo la caída del cabo Ángel Urzagasti y se realizaron diecisiete allanamientos en varias ciudades y pueblos de Mendoza y Salta. Entre los más exitosos figura uno realizado por la fuerza federal en la ciudad de Mendoza, supuesta escala del cargamento secuestrado en barrio Autódromo. Allí fueron detenidas dos mujeres, que fueron trasladadas a Salta.

La fuente privada, consultada por El Tribuno, aseguró que la nueva ruta del narcotráfico son los puertos chilenos, que los traficantes alcanzan atravesando en ocasiones las rutas del país trasandino y en otras utilizando a la Argentina como conexión necesaria para llegar a los puertos del centro de Chile.

Una publicación al respecto, fechada en marzo de este año, del diario La Razón de la República de Bolivia, señala que los precios internacionales de la cocaína llegaron a su máxima cotización en países de Asia, donde se cotiza actualmente el kilogramo de cocaína entre los 70.000 y los 85.000 dólares, un porcentaje superior al 1.400% del precio en países de origen.

Funcionario

Para las autoridades de Bolivia, la dinámica criminal está centrada en los cambiantes patrones relacionados con el precio comercial de la droga. En ese segmento, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas del vecino país, Felipe Cáceres, señaló que la mercancía se traslada vía terrestre hasta un puerto chileno y luego es enviada hasta su destino final en barco.

De acuerdo con las autoridades antidrogas, el precio de la droga en Asia es ampliamente superior, ya que en países sudamericanos el costo de la cocaína ronda entre los 5.000 y los 14.000 por kilo. Esta misma cantidad en Asia supera los 70.000 dólares. “La oferta mundial de cocaína sudamericana ha descendido en los principales mercados”, indica el último informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

Fuente: www.eltribuno.info

Deja un comentario