formula1 logotipop

El GP de Argentina de Fórmula 1: los costos y las obras necesarias para recuperar la fecha

Charlie Whiting, director de carrera y delegado de seguridad de la categoría, admitió la posibilidad; los costos y las obras necesarias.

El Gran Premio de Monza dejó el sello de Lewis Hamilton, de Mercedes, y un mensaje para los fanáticos argentinos de la Fórmula Uno. El piloto quebró el récord de 68 pole-position que tenía Michael Schumacher, desde 2006, y con su victoria, la sexta de la temporada, superó a Sebastian Vettel (Ferrari) en el campeonato. La escudería mostró su potencial con el tercer 1-2 del año: el británico fue escoltado por Valtteri Bottas y así el equipo se perfila para llevarse la corona en el Campeonato de Constructores. El dato que provocó revuelo se debió a las declaraciones de Charlie Whiting, director de carrera y delegado de seguridad de la F.1, que en una entrevista admitió la posibilidad de que en 2019 el autódromo Oscar y Juan Gálvez, de Buenos Aires, apareciera en el calendario. La frase replicó con fuerza, aunque recuperar la fecha no resulta una tarea sencilla.

A la ansiedad que generó la palabra de Whiting hay que controlarla, porque el británico, que visitó el autódromo el 14 de agosto pasado, soslayó que las obras para adecuar el escenario precisan una inversión mínima de 45 millones de dólares. “Escribí un reporte, ahora depende de los promotores. Como cualquier trazado que lleva casi 20 años sin recibir a la Fórmula 1, hay que repavimentar todo el trazado, levantar muros? Si se consigue el visto bueno se puede tener la carrera para 2019”, señaló al canal F1 Latinoamérica. El recorrido que realizó hace menos de un mes, junto con las nuevas autoridades del coliseo porteño, tuvieron en un principio elevar la calificación de Grado 3 que tiene para la Federación Internacional del Automóvil (FIA) a Grado 2, con la que albergaría carreras de cualquier categoría de la FIA, excepto el WEC (Campeonato Mundial de Endurance) y la F.1, para la que se necesita calificación de Grado 1.

El circuito Nº 12, el que utiliza tradicionalmente el Turismo Carretera, que el 6 de agosto pasado corrió en ese dibujo los 1000 Kilómetros de Buenos Aires, es el que analizó con rigurosidad Whiting durante su recorrida, de la que participaron Carlos García Remohí -presidente de la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino-, Diego Mesa -responsable de seguridad de los circuitos de la CDA-, Federico Gastaldi -uno de los promotores del regreso de la F.1 en 1995 y ex director adjunto del Team Lotus-, y el empresario Marcelo Fígoli (Fenix Entertainment Group).

“Un circuito más atractivo, utilizando las rectas del circuito antiguo, eso lo haría fantástico para la F.1. La idea es hacer un circuito más rápido que el de los ?90”, dijo Whiting en Monza. El reporte que dejó en Buenos Aires puntualiza que se deberán ampliar las vías de escape, remodelar los boxes, el paddock, hospitality y construir una amplia torre de control.

El deseo de Sean Bratches, director de marketing de la F.1 de llevar a 21 el número de carreras en 2018 alimentaría el sueño argentino. El mercado latino asoma en la cartera de la categoría, al igual que el asiático, que el año próximo se quedará sin el GP de Malasia. La FIA dejó las instrucciones, ahora es cuestión de encontrar los recursos.