El juez Reynoso no se quedó atrás

Raúl Reynoso acusa a Leonardo Bavio, el magistrado que ordenó el allanamiento en su juzgado, por abuso de la autoridad, violación de sus deberes y posible prevaricato.

Tal es el escándalo en la Justicia Federal, que enfrenta a dos jueces salteños que se recusan y ponen bajo la lupa los procesos judiciales de ciertas causas ligadas al narcotráfico.

Tras los allanamientos y detenciones en el Juzgado Federal de Orán, ordenados por el juez Leonardo Bavio ante las denuncias que señalan al magistrado Raúl Reynoso como líder una asociación ilícita que cobra coimas para liberar narcotraficantes, este último disparó contra aquel con una nueva presentación ante el Consejo de la Magistratura: lo acusa por denegar y retardar la  Justicia, por abuso de autoridad , violación de los deberes de funcionario y posible prevaricato.

En su presentación formal, Reynoso denuncia un ataque mediático mentado por colegas magistrados. “Una especie de linchamiento mediático en mi contra”, manifiesta; asegurando además que de esta manera violó el reglamento para la justicia nacional.

“Consintió tal efusivo despliegue de un enorme cantidad de efectivos, armados en demasía, al momento de allanar el juzgado a mi cargo en búsqueda de 11 causas… Sin embargo para otras causas muy importantes (sobre toda mi familia) viene demostrando total indiferencia, despreocupación y desidia”, según reza el escrito.

En esta denuncia, el juez de Orán detalla atentados y amenazas que recibió y que asegura que pidió medidas procesales por las cuales nunca tuvo respuesta. Los expedientes demuestran –según Reynoso- que el doctor Bavio “nunca descubrió a sospechosos, autores, responsables” de estos hechos.

Además pone en sospecha la razón por la que el magistrado de Salta anula un proceso y libera al imputado David Ramón Mazzuti. “Fue a amenazarme en mi propio domicilio particular y el juez Bavio le dio la libertad en menos de 48 horas… No puedo dejar de comentar que la pareja/esposa de Mazzuti, se trata de la abogada María Cecilia Barba, quien fuera denunciada el 25/08/2010 por Alfio Massimo Fichera, que en dicha oportunidad expresó, entre otras cosas ‘… el sr fiscal Bruno no tenía objeción con darme la libertad, pero faltaba hablar con el juez… Me dijo que había hablado con el secretario del juzgado, diciéndome que era un petisito morocho y que por su intermedio el juez le dijo que una vez que vea los 10.000 euros sobre su escritorio iba a firmar mi libertad…’”, detalla la denuncia.

Y en este caso, sin tanta futurología, el juez se adelanta a declaraciones testimoniales, aquellas en las que Cabeza señalaba a los fiscales que pagó 100.000 pesos para que el juez de Orán le concediera la excarcelación.

Finalmente, el magistrado sostiene que viene recibiendo ataques mediáticos desde que quedó “entre los cinco mejores promedios en los concursos, tanto para la futura nueva sala de la Cámara de Apelaciones de Salta y también futuro Tribunal Oral Federal N°2 de Salta capital”, poniendo en duda de esta manera el accionar del juez Bavio.

 

Deja un comentario