El nuevo paro nacional complica la continuidad de las clases en casi todo el país

Además de la provincia y la ciudad de Buenos Aires, 11 distritos ya adhirieron al paro nacional; la negociación está trabada en la mayoría de ellos.

Un nuevo paro nacional de cuatro días en las próximas dos semanas volverá a complicar las clases en buena parte del país, después de un comienzo marcado por la huelga en casi todas las provincias.

En 11 provincias las clases no van a dictarse normalmente en esta y la siguiente semana. En la mayoría de los casos, los gremios docentes ya decidieron adherir al paro que anteayer anunciaron los sindicatos nacionales, o continuarán con los planes de lucha decididos a nivel provincial.

 Además de en la provincia de Buenos Aires y en la ciudad de Buenos Aires, el miércoles y jueves próximos no habrá clases en Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Tucumán, Catamarca, Misiones, Salta, San Juan, Chubut, Río Negro y Santa Cruz.

El reclamo de los sindicatos es común en todos los distritos, más allá de las particularidades, sobre todo financieras, de cada uno de ellos. Al tope de las demandas está la reposición de la paritaria nacional, que el gobierno de Mauricio Macri no convocó este año.

Los maestros argumentan que esa decisión priva a las provincias de un piso a partir del cual negociar. Implica además, aunque no lo planteen en público, una pérdida de poder importante para los gremios con representación nacional (Ctera, UDA, Sadop, CEA y AMET) que se quedaron sin lugar en la mesa de negociación.

En las provincias que la semana que volverán a parar, el conflicto persiste por la brecha entre el aumento que exigen los gremios, gira en todos los casos en torno al 35%, y lo que los gobiernos provinciales ofrecieron, nunca superior al 20%.

En el interior, los maestros sostienen el mismo argumento que sus pares bonaerenses y porteños. Plantean que además de cubrir la inflación de este año -que calculan en 25% y no en el 17% oficial-, necesitan recuperar el poder adquisitivo del salario perdido frente al avance de los precios el año pasado.

El panorama es particularmente complejo en Entre Ríos, Santa Fe, Chubut, Santa Cruz y Salta.

En Entre Ríos no hubo clases en toda la semana y los docentes ya anunciaron que adherirán a los 4 nuevos días de paro nacional.

En Santa Fe y Salta los gremios decidieron que no sólo se sumarán a los paros de la semana que viene, si no también a los del 21 y 22.

En Chubut, donde el gobierno ofreció una suba de $ 1500 en dos cuotas y la reapertura de la paritaria en septiembre, los docentes no sólo adherirán a la huelga del miércoles y jueves próximos. También tienen previsto hacer asambleas mañana y el martes. Esas reuniones incluirán clases públicas, pero la actividad en las aulas no será la habitual.

En Santa Cruz, en tanto, el paro de esta semana se extenderá por 72 horas: comenzará el martes y se extenderá hasta el jueves.

Frente a este panorama, el Gobierno volvió a cuestionar ayer a los gremios docentes. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, los acusó de querer “nacionalizar” una discusión que debería ser provincial y de perseguir “fines políticos.

“Si corremos la agenda política electoral y los intereses partidarios de las internas sindicales, vamos a poder discutir lo esencial que es cómo mejorar la escuela pública”, planteó el jefe de los ministros en declaraciones a radio Mitre.

Enseguida asoció a parte de la dirigencia gremial con el kirchnerismo. “Hay varios dirigentes que responden al kirchnerismo, que no lo descalificamos, pero les pedimos que den un debate electoral en otro contexto y que empiecen las clases”, descargó. No lo nombró, pero hablaba de Roberto Baradel, secretario general del Suteba, el principal gremio bonaerense, un hombre de confesa afinidad con el gobierno de Cristina Kirchner,

En duda

Hay otras provincias en las que los pasos a seguir por los sindicatos docentes todavía son una incógnita. Son Córdoba, La Rioja, Tierra del Fuego y Formosa. Allí los gremios se reunirán entre mañana y el martes para decidir si se suman a la medida de fuerza nacional o si vuelven a las aulas. La negociación salarial está irresuelta en las tres.

Las clases continuarán normalmente en Corrientes, La Pampa, Jujuy y Mendoza. En esta última podría haber apoyo al paro nacional, pero con los docentes en las aulas. Rige el ítem aula, que supone descuentos por las jornadas de huelga. Tampoco habrá inconvenientes en Santiago del Estero y San Luis, donde las clases comenzaron normalmente el lunes pasado.

Previsión de fuerte adhesión al paro docente

En 11 provincias, los gremios ya anunciaron su adhesión al paro anunciado por los sindicatos nacionales para el 15, 16, 21 y 22 de este mes.

En Córdoba, Tierra del Fuego, La Rioja y Mendoza, los maestros tienen previsto reunirse en las próximas horas para decidir si se suman a la huelga nacional.

Igual que en la provincia y en la ciudad de Buenos Aires, el principal reclamo gremial es la falta de paritaria nacional y el techo de 18% a los aumentos.

Algunas provincias ya definieron que adherirán a los cuatro días de paro y otras sólo se sumaron a la huelga de esta semana, aunque podrían sumarse a las segundas 48 horas en los próximos días.

A través de Marcos Peña, el Gobierno volvió a cuestionar a los gremios por “politizar” la paritaria y anteponer sus intereses a la discusión de cómo mejorar la calidad educativa.


Deja un comentario