papa a colombia

El Papa ya está viajando rumbo a Colombia

El Airbus 330 recorrerá 9.825 kilómetros en un plan de vuelo que fue modificado por la presencia del huracán Irma.

El papa Francisco despegó esta mañana de Roma en un vuelo directo hacia Bogotá, donde será recibido en el aeropuerto El Dorado por el presidente colombiano Juan Manuel Santos a las 16.30 locales (18.30 de Argentina) para iniciar una histórica visita de cinco días bajo el lema “Demos el primer paso”, con la reconciliación y la paz como ejes tras el acuerdo entre el gobierno y la ex guerrilla FARC luego de cincuenta años de conflicto.

Acompañado por Télam y otros medios a bordo del avión papal, el Pontífice dejó el aeropuerto Fiumicino de la capital italiana apenas pasadas las 11.00 (06.00 de Argentina) en el vuelo de Alitalia AZ4000 para iniciar su quinto viaje a América Latina como Papa y tercero a Sudamérica.

Pero, antes de partir Francisco recibió a dos familias que perdieron su vivienda por un incendio que ocurrió en las afueras de la capital italiana.

El Airbus 330 recorrerá 9.825 kilómetros durante casi 12 horas y atravesará el espacio aéreo de Francia, Portugal, Estados Unidos y Venezuela, en un plan de vuelo que fue modificado por la presencia del huracán Irma, de categoría 5 y que está ubicado actualmente sobre las Antillas menores, para que Jorge Mario Bergoglio se convierta en el tercer Papa en pisar Colombia, tras el beato Pablo VI en 1968 y San Juan Pablo II en 1986.

“Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro y a extender la mano, y darnos el signo de paz. La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos”, aseveró el Pontífice en un videomensaje al pueblo colombiano difundido el lunes.

Según autoridades colombianas, lo esperan en el aeropuerto capitalino unas 400.000 personas, que se sumarán a otras miles que lo saludarán a lo largo de los 15 kilómetros de camino que hará en cerca de una hora en Papamóvil hasta llegar a la Nunciatura, donde dormirá las cuatro noches de su estadía. 

Allí lo esperarán esta tarde miembros del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) y de Familias de la Misericordia (Famis), que le entregarán una ruana, un velón y un vitral hechos por jóvenes.

Si bien el posconflicto entre el gobierno de Colombia y la ex guerrilla detenida partido político Farc es el telón de fondo de la visita, el Vaticano definió el viaje como “pastoral” en el que de todos modos “la cuestión de la paz” será uno de los ejes y durante el que Francisco dejará plantado un árbol “como signo de reconciliación”.

En la delegación lo acompañan varios de sus funcionarios más cercanos, entre ellos el secretario de Estado Pietro Parolin, el vicepresidente de la Comisión Pontificia para América Latina Guzmán Carriquiry y el jesuita director de la revista La Civiltà Cattolica Antonio Spadaro.

Luego de ser recibido esta tarde en la pista del aeropuerto por Santos, Francisco se quedará en Bogotá para mantener mañana un encuentro formal con el mandatario en la casa de Gobierno y luego reunirse con 62 miembros del episcopado latinoamericano, entre ellos el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina José María Arancedo.

El jueves tendrá además su primer cara a cara masivo con los fieles colombianos en una misa que se prevé multitudinaria en el parque Simón Bolívar de la capital, antes de proseguir con una visita.

En cada una de las ciudades, la visita de Jorge Bergoglio tendrá un tema central bien diferenciado, anunció el viernes al presentar el viaje el portavoz papal Greg Burke. “Constructores de paz promotores de la vida”, en Bogotá el 6 y 7; “Reconciliación con Dios, con los colombianos con la naturaleza”, en Villavicencio el 8; “Vida cristiana como discipulado” en Medellín el 9 y “Dignidad de la persona y derechos humanos” en Cartagena el 10.

En cinco días de visita, Bergoglio pronunciará 12 alocuciones, entre discursos, homilías, saludos y hasta el Ángelus del domingo 10, que dará en Cartagena de Indias en vez de la tradicional Plaza San Pedro, antes de regresar hacia Roma esa misma tarde en un vuelo de Avianca para aterrizar en la capital italiana al mediodía local del lunes 11.

El viernes 8, en lo que el propio Santos definió en una entrevista exclusiva con Télam como la fase más importante del viaje, Francisco recorrerá casi 100 kilómetros hasta Villavicencio, la ciudad puerta entre la Colombia urbana y la rural, y que según el mandatario fue “una de las más golpeadas por el conflicto” con la guerrilla FARC que tuvo en vilo al país durante más de cincuenta años hasta la firma de los acuerdos de paz en 2016.

En Villavicencio, en medio del parque natural Parque Las Malocas, Jorge Bergoglio encabezará un “Gran encuentro de oración por la reconciliación nacional”, en el que Santos confirmó que entre los oradores habrá dos víctimas y dos victimarios del conflicto.

También en Villavicencio, Bergoglio plantará un árbol “como signo de la reconciliación”, anunció Burke, y también recibirá a un grupo de 10 personas damnificadas por la inundación en la ciudad de Mocoa a inicios de año.

Antes de plantar el árbol, beatificará a dos sacerdotes colombianos asesinados por “odio a la fe”: Pedro María Ramírez Ramos, asesinado en Armero durante el “Bogotazo” de 1948, y Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, muerto por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 1989.