El Parlamento de Venezuela pospone el juicio político a Maduro

La Asamblea Nacional de Venezuela (A.N. Parlamento), de mayoría opositora, acordó posponer “por unos días” el debate previsto para determinar la responsabilidad política del presidente Nicolás Maduro en lo que considera la “ruptura del hilo constitucional” en el país.

La oposición, que ha celebrado la liberación este lunes de cinco activistas, ha advertido con romper las conversaciones respaldadas por el Vaticano si no hay avances.

Maduró se reunió el domingo con líderes de la oposición para favorecer la relajación del enfrentamiento político. Al inicio de la sesión, el diputado Julio Borges, jefe de la mayoritaria fracción opositora, pidió diferir los dos puntos previstos de debate “dado el hecho de que en las últimas horas el Vaticano ha entrado formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país”.

Posteriormente, el pleno votó y aprobó esa decisión que se produce dos días después del inicio del diálogo político entre el Gobierno venezolano y la oposición con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la mediación del Vaticano.

Las demandas opositoras: amnistía y elecciones

Además de suspender el juicio político, la oposición también acordó posponer una marcha planeada para el jueves en el palacio presidencial que el gobierno había descrito como parte de un complot golpista.

Los opositores exigen la liberación de 100 activistas encarcelados y la convocatoria de elecciones presidenciales, dos condiciones que encuentran una gran resistencia entre los líderes gubernamentales.

“Hemos puesto estos puntos sobre la mesa, no para que sean atendidos en meses, sino más bien en los próximos días y semanas”, ha advertido Borges. “De lo contrario nos alejaremos de la negociación y continuaremos con nuestra lucha”.

Las próximas elecciones presidenciales venezolanas se deben a finales de 2018.

Manifestación chavista

Cientos de seguidores del chavismo se han movilizado hasta la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) en Caracas, en rechazo a este proceso que impulsa la Cámara, de mayoría opositora.

“Hoy estamos en la calle para mostrar primero, el rechazo y el repudio a esa Asamblea (…) sabiendo ellos que la Asamblea Nacional no puede generar ningún tipo de juicio al presidente porque eso no está contemplando en la Constitución”, ha afirmado el diputado chavista Darío Vivas desde la marcha al canal privado Globovisión.

Según el diputado y jefe de la bancada opositora, Julio Borges, la citación del mandatario venezolano es para que “responda todas las argumentaciones y acusaciones” presentadas en su contra y para que “con el respaldo del pueblo venezolano, demuestre que se somete a la Constitución y al Parlamento”.

Vivas, sin embargo, ha indicado que esta decisión de la Cámara es una acción “inválida”, debido a que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró el pasado septiembre que son “absolutamente nulos” los actos del Parlamento, luego de que éste se declarara en desacato al máximo tribunal.

Los seguidores del chavismo marcharon desde Parque Carabobo hasta las cercanías de la AN -ambos puntos ubicados en el centro de Caracas-, debido a que la Guardia Nacional Bolivariana (policía militarizada) bloqueaba el paso hacia el Parlamento, según ha podido constatar Efe.

Por su parte, el jefe de gobierno de Distrito Capital, Daniel Aponte, ha señalado que el pueblo chavista salió a las calles de Caracas para darle “todo el apoyo” a Maduro “en esa búsqueda permanente de la paz”. “Este es un pueblo garante de paz y es por eso que nosotros estamos garantizando la paz desde la mesa de diálogo pero con el pueblo en la calle”, ha asegurado Aponte en referencia a las reuniones de diálogo entre el Gobierno y la oposición iniciadas el domingo.

Deja un comentario