El próximo sueño: la sala de oncología en un sector del Hospital Público Materno Infantil

 

casahope

 

HOPE significa Hematología Oncológica Pediátrica y, coincidentemente, en inglés, significa esperanza. Y la esperanza es la bandera de esta fundación, que en una década ha brindado atención a centenares niños y a sus familias.

Al fin quedó inaugurada la casa albergue de HOPE para niños y adolescentes del interior de la provincia, que son pacientes hemato-oncológicos.

El edificio está ubicado en Alvear 1370 (detrás del Hospital Público Materno Infantil). “Estoy muy feliz, emocionada. Todos los que trabajamos y formamos parte de HOPE estamos así”, dice Guadalupe Colque su presidenta, sobre un sueño que se hizo realidad.

La sala de oncología en un sector del Hospital Público Materno Infantil es el próximo sueño. Se trata del sueño más grande de esta fundación, que desde que comenzó su historia hace 10 años, ya ha dado apoyo y contención a más de 350 niños y a sus familias.

En noviembre del año pasado Guadalupe Colque ganó el premio Abanderados de la Argentina Solidaria: $200 mil y un auto. El dinero lo destinará a esa sala, que es mucho más costosa (valuada estimativamente en $8 millones). El presupuesto aún no fue aprobado por Obras Públicas.

Guadalupe vio el cáncer infantil de cerca. En 2003 su hija menor Selena, de dos años, fue diagnosticada con leucemia. Un año después decidió, junto a otros padres, crear HOPE para ayudar y contener a otras familias que pasaban por la misma situación. Hoy Selena tiene 13 años y lleva una vida normal. Es un testimonio vivo de que el cáncer infantil puede revertirse.

 

 

Deja un comentario