El reclamo de los deportistas: “El Enard es lo mejor que nos pasó”

La Comisión de Atletas del Comité Olímpico Argentino (COA) emitió este viernes un comunicado en el que consideró “una vuelta al pasado” el cambio en la manera de financiamiento del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard).

Los miembros reunidos en representación de la comunidad deportiva reclamaron al gobierno nacional “un espacio de diálogo” para “explicar y convencer” a las autoridades que pretenden derogar el artículo de la Ley 26.573 que establece el destino del 1 por ciento de la facturación de la telefonía celular a las arcas del Enard para la aplicación de becas a los atletas.

Ese cambio está previsto en el proyecto de la nueva normativa tributaria que el gobierno nacional impulsará en el Congreso para su concreción a partir del año próximo, lo que dejaría al Enard como un organismo dependiente del Estado Nacional en términos financieros.

“No entendemos cómo se propone semejante modificación sin haber consultado a nadie del ámbito deportivo. Queremos que no se destruya esa herramienta esencial, que le aportó mucho más que fondos al deporte de alto rendimiento. ¿Por qué se propone esta vuelta al pasado? ¿Quién se beneficia?”, se pregunta el comunicado que lleva el membrete del COA.

“El Enard es lo mejor que nos pasó. Cuidémoslo, ayudemos a que crezca, a fortalecerlo, a dotarlo de recursos y de calidad para el bien de todos”, concluye el mensaje firmado, entre otros, por los campeones olímpicos Walter Pérez (ciclismo), Sebastián Crismanich (taekwondo) y Paula Pareto(judo).

Individualmente, algunos deportistas también se manifestaron en contra de esta decisión. Precisamente, Juan Curuchet, campeón olímpico en los Juegos de Beijing 2008 junto a Pérez, le pidió expresamente al presidente Mauricio Macri, en declaraciones a Télam, que “revierta la situación” de ese organismo para garantizar el normal funcionamiento desde su creación en 2010.

El marplatense advirtió el riesgo de que las becas a los deportistas argentinos dependan de “la política”, algo en lo que coincidió Federico Pizarro, miembro de Los Gladiadores de handball, cuando pidió que el Enard “no sea rehén” de los gobiernos de turno.

Curuchet se mostró en desacuerdo con la iniciativa: “Respeto la postura del gobierno, creo que (Carlos) Mac Allister viene trabajando muy bien como secretario de Deporte pero no me parece bien que la preparación de los deportistas pase a depender el Estado”, opinó en diálogo con la agencia oficial.

Por su parte, tiradora cordobesa Fernanda Russo, de 18 años, olímpica en Río de Janeiro 2016, destacó a Télam que el Enard resultó “importantísimo tanto en la preparación como en el rendimiento deportivo” a lo largo de su incipiente carrera.

“Gracias al Enard puedo viajar a competir y entrenar y sustentarme para comprar equipos deportivos que son muy caros y que mis papás, de quienes dependo económicamente, no podrían comprar porque los gastos son excesivos”, relató.

A su turno, el entrenador Carlos “Chapa” Retegui -campeón olímpico en Río de Janeiro 2016- no dudó en asegurar que el Enard “fue lo mejor que le pasó al deporte argentino en toda la historia” gracias a sus objetivos de “planificación, visión, preparación y apoyo incondicional” a los atletas.

Finalmente, Gustavo Fernández, el mejor del mundo en tenis adaptado, reconoció: “Si no fuera por la incalculable ayuda del Enard yo no podría estar donde estoy y así todo el deporte amateur argentino”.

Deja un comentario