El revestimiento de la torre incendiada en Londres “estaba prohibido”

Así lo sostiene la policía de Inglaterra. Además, el número de víctimas será superior a las reportadas hasta ahora, dijeron.

El revestimiento de la torre Grenfell de Londres, destruida el pasado miércoles por un incendio en el que murieron al menos 58 personas, fue realizado con un material “prohibido en el Reino Unido”, dijo hoy el ministro británico de Economía, Philip Hammond.

La policía metropolitana está cada vez más convencida de que el número de las víctimas será aún superior a las reportadas hasta ahora, dijo hoy su comandante, Stuart Cundy, tras la difusión de las primeras fotografías del interior de los departamentos destruidos por las llamas, consigna un despacho de la agencia Ansa.

“Desgraciadamente estamos más convencidos de que el número de personas faltantes, incluido aquellas desaparecidas, es superior al número difundido de 58”, precisó Cundy después de las inspecciones del pasado sábado y de hoy entre los escombros.

El edificio, ubicado al oeste de Londres y en el que vivían entre 400 y 600 familias, se incendió con rapidez porque, al parecer, “estaba cubierto con un material que contenía polietileno”, indicaron los medios locales.”Entiendo que el revestimiento en cuestión, que es inflamable, está prohibido en Europa, Estados Unidos y también aquí”, dijo el ministro conservador, citado por la agencia Efe.

En ese sentido, Hammond indicó que “la investigación sobre la tragedia deberá determinar si se violaron las reglamentaciones cuando se colocó el revestimiento”.

“Aquí hay dos asuntos separados: ¿nuestras regulaciones son correctas y permiten los materiales adecuados? ¿o se prohíben los materiales incorrectos?”, se preguntó Hammond.

La Grenfell Tower será derrumbada como otros edificios (AP).

La Grenfell Tower será derrumbada como otros edificios (AP).

Derribar edificios

Por su parte el alcalde de Londres, Sadiq Khan, afirmó que “podría ser necesario derribar algunos edificios viejos de la ciudad por motivos de seguridad, como algunas construcciones altas de los años 60 y 70”.

“En la fase de reconstrucción que siguió a la Segunda Guerra Mundial se construyeron muchos edificios que no cumplen los estándares de seguridad actuales”, escribió en un artículo para “The Observer”, citado por la agencia DPA.

En tanto, tras reunirse ayer con víctimas y voluntarios, la primera ministra británica Theresa May dispuso el envío de funcionarios al Ayuntamiento de Kensington & Chelsea, distrito al que pertenece la torre, para ayudar a los damnificados, en su mayoría personas con pocos recursos y que vivían en departamentos de protección oficial.

Los vecinos criticaron al Gobierno por la “falta de respuestas concretas a los residentes que se quedaron sin hogar” y son atendidos en el barrio por cientos de voluntarios gracias a las donaciones recibidas de la población. Asimismo, mañana a las 11 (hora de Londres, las 7 de Argentina) se recordará a las víctimas con un minuto de silencio en todos los edificios oficiales del país, informó el Gobierno local.

El frente de la torre Grenfell, en Londres (AP).

El frente de la torre Grenfell, en Londres (AP).

Deja un comentario