El San Vicente de Paul funciona como un hospital de campaña

La definición partió de los profesionales que prestan servicio en el nosocomio. El ministro de Salud, Roque Mascarello recibirá a autoridades en Salta.

Hoy a 9 días de montada la carpa verde por empleados del hospital de Orán, para protestar por la precaria situación laboral y sanitaria en la que pasan sus días, de no tener respuestas positivas de parte de las autoridades provinciales, los monotributistas anunciaron que se encadenarán en las puertas del nosocomio de cabecera.

Uno de los profesionales afectados describió así la situación: “En la guardia pediátrica se atienden alrededor de 200 pacientes por día; es el servicio más crítico. Pero no tenemos ni la cantidad de enfermeros necesarios, porque hay turnos en los que solamente trabaja un solo enfermero”.

El profesional agregó, además, que pediatría tiene siete camas para internar a niños, pero en verano no resultan suficientes, debido a los brotes de enfermedades estivales.

Médicos monotributistas

Por otra parte, ayer se supo que tres de los médicos que realizan guardias también prestan sus servicios como monotributistas y cobran cada 60 días. Estos tres se suman a los 71 empleados que llevan adelante la protesta en la carpa verde.

“La demanda es excesiva y seguimos igual que en el 2008, los médicos de guardia trabajan muchísimo y se deteriora la calidad de la atención porque recibimos muchos pacientes críticos y el personal no da abasto”, expresó a su turno el doctor Gustavo Mantovani.

La solución, según el profesional, es aumentar el personal de guardia de 2 a 4 médicos más enfermeros y al mismo tiempo designar personal administrativo, ya que la guardia no tiene gente que realice un trabajo estadístico.

Sin camilleros de noche

Y describió que los camilleros trabajan de 8 a 21, por lo tanto el resto de las horas es el personal de seguridad el que se ve obligado a realizar esa tarea.

Además denunciaron que el servicio general (mucamas) no hacen turno noche justamente por falta de personal. Por lo tanto “la falta de higiene en la sala de espera de la guardia es inconcebible”.

Algunos médicos de la guardia remarcaron por su parte el malestar creciente contra el gremio que los representa (Apsades) por la falta de acompañamiento en sus reclamos, por lo que anunciaron que están estudiando renunciar al gremio, por su ausencia en la lucha.

Continúan los reclamos

Los trabajadores de la salud continúan con sus reclamos en el hall del hospital San Vicente de Paul, en señal de protesta por todas las necesidades por las que pasa el nosocomio, como falta de recursos, falta de médicos, falta de medicamentos, de aparatología y también por la decisión del Gobierno provincial de no renovarles los contratos a más de 70 trabajadores monotributistas cuyos contratos vencen a fin de año.

“Es el noveno día de la carpa verde y la tercera semana de protestas por todas las falencias por las que pasa el hospital San Vicente de Paul”, dijo ayer a los medios la doctora María Julia Pizzola, quien acotó que las protestas se realizan “en un contexto de ajuste a nivel provincial y nacional. Esto es una realidad que nos explota en la cara”. Al mismo tiempo destacó que “en el Gobierno provincial son pioneros en la inestabilidad laboral, porque hay personal que hace años trabaja en negro o como monotributistas del hospital”.

Con la instalación de la carpa “los trabajadores salimos a hacer visible una problemática que tiene años sin solución. Y la mejor muestra del abandono de las autoridades al hospital local es lo que les sucede a más de 70 trabajadores que a partir del 31 de diciembre van a quedar sin trabajo”.

“Son 70 familias que van a quedarse sin trabajo, 70 familias que cobran salarios magros de entre 6 y 7 mil pesos y que además cobran con dos meses de retraso”, indicó Pizzola.

La  situación en detalle

Otra marcha: está prevista para hoy con punto de partida desde el frente del hospital, a las 19. Lo anunció el delegado regional de ATE Germán Nieva, quien explicó que “seguimos en la lucha”.

Monotributistas: son más de 70 personas que facturan al hospital desde hace años y cobran alrededor de 7 mil pesos mensuales. Entre ellos hay desde médicos hasta personal de maestranza.

Sin mucamas ni camilleros: esta categoría de personal no cubre los turnos de noche por falta de personal. Eso provoca que gente de seguridad se ocupe de las camillas y la guardia quede inmunda.

Un sin fin de carencias: afirman que faltan médicos, medicamentos, aparatología, recursos humanos en todas las áreas y recursos económicos para poner el hospital en condiciones.

En la mañana del día sábado se produjo un siniestro vial que terminó con la vida de Javier Centeno, de 22 años.

Según el informe policial, la víctima fatal y un amigo recibieron asistencia en el lugar del siniestro y fueron trasladadas al hospital local cuando llegó la ambulancia.

Minutos más tarde, se informó desde el nosocomio que los hombres se retiraron sin recibir la asistencia médica. Pero según otras versiones habrían pasado bastante tiempo cuando ocurrió eso.

A las 15.50 ingresó otra ambulancia trasladando al joven Centeno, uno de los motociclistas accidentados, quien ingresó al nosocomio por segunda vez, pero ya sin signos vitales. La madre del joven manifestó que su hijo retornó a la vivienda y se acostó a dormir y cuando lo quiso despertar el mismo no reaccionaba, situación por la cual inmediatamente pidió ambulancia.

Durante la mañana de ayer lunes sus familiares contaron que luego de estar más de una hora en la guardia, pese a ingresar con la ambulancia por una emergencia, no recibieron atención por lo que los dos accidentados decidieron retirarse en un remise y por sus propios medios.

La doctora Belén Rallé, joven médica de guardia, confirmó en diálogo con la FM La Diez, de Orán que ese día ella era la única profesional que se encontraba atendiendo pacientes en la guardia del hospital San Vicente de Paul y que hacía lo que podía mientras iba ingresando gente”.

Pidió ayuda y nadie llegó

Más adelante, durante la entrevista, la médica reconoció que ese día solicitó asistencia de otros profesionales médicos a la guardia del hospital a la Gerencia, pero no recibió respuestas.

Por eso, ayer presentó formalmente una nota donde expuso la situación vivida, contando con el patrocinio legal de una hermana que es abogada.

Ayer circuló insistentemente en Orán el rumor de que otro hombre ingresó a la guardia herido de bala o de arma de fuego, según las distintas versiones y que también habría fallecido antes de recibir atención médica.

ATE organiza otra marcha

Dirigentes del gremio ATE anunciaron que hoy efectuarán una nueva marcha en defensa del hospital público por las calles del centro de Orán.

La manifestación está prevista para hoy martes con punto de partida desde el frente del hospital a las 19 horas.

Así lo anunció el delegado regional de ATE, Germán Nieva, quien explicó que “seguimos en la lucha en defensa del hospital público y para protestar por todos los problemas laborales que allí se registran con compañeros que cobran sueldos de hambre, siguen siendo contratados cuando tienen años de servicio y no les renuevan los contratos”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*