El tomógrafo del Estado está fuera de servicio

Se rompió una pieza clave. El repuesto que debe llegar de Buenos Aires cuesta US$ 50.000.

El tomógrafo del Estado volvió a estar inoperante. Esta vez se rompió una pieza fundamental para su funcionamiento y el repuesto cuesta 50.000 dólares. Desde el miércoles, el servicio se interrumpió, las emergencias y turnos ya programados son derivados al Hospital Materno Infantil.

“Se acabó la vida útil del tubo, que es el corazón del tomógrafo. Estamos tramitando desde Buenos Aires el repuesto”, explicó a El Tribuno Francisco Ryan, presidente de Tomografía Computada del Estado.

Al tratarse de una pieza vital, Ryan contó que no siempre se consigue el repuesto de inmediato. “A veces hay que traerlo del exterior, por eso no se puede calcular el tiempo estipulado para que vuelva a funcionar normalmente”, dijo.

Ante la inesperada situación, los turnos ya programados y las emergencias, son derivadas hacia el Hospital Materno Infantil. El tomógrafo es un aparato que fue inaugurado en septiembre del 2014, y según denunciaron pacientes, su funcionamiento era deficiente.

“Los pacientes del interior y las consultas ya programadas están siendo atendidas en el Materno Infantil”, explicó Francisco Ryan. Además aseguró que los turnos se siguen dando con normalidad, aunque la gente va a tener que esperar un poco.

“A diferencia de otros años, tenemos un segundo aparato para seguir brindando el servicio. La situación está contenida, estamos trabajando con el suplente”, sostuvo Ryan.

Una situación compleja

Por el tomógrafo del Estado pasan cientos de personas al día, su óptimo funcionamiento es vital para la salud de los salteños. Pacientes del hospital San Bernardo, del interior de la provincia y todos aquellos que no tienen la posibilidad de hacerse los estudios de alta complejidad de forma privada, utilizan ese servicio. Si bien está en funcionamiento un segundo tomógrafo, los pacientes tienen que compartir las instalaciones con los niños del Materno, lo que genera un clima de malestar.

Deja un comentario