En Brasil, un juez permite tratar a la homosexualidad como una “enfermedad”

  • Es Waldemar Claudio de Carvalho, de Brasilia.
  • El juez autorizó a los psicólogos a aplicar la “reversión sexual”.

Un juez brasileño autorizó a los psicólogos a considerar a los homosexuales seres “enfermos” y a realizar terapias de “reversión sexual” sin que puedan ser censurados por la comunidad médica.

La decisión fue tomada por el juez Waldemar Claudio de Carvalho, de Brasilia, en una medida cautelar presentada por un grupo de psicólogos defensores de la terapia de “reversión sexual”, un tratamiento prohibido desde 1999 por el Consejo Federal de Psicología.

El juez autorizó a los psicólogos a tener libertad de aplicar la “reversión sexual” entre la terapia para gays y lesbianas.

En un comunicado, el Consejo Federal de Psicología de Brasil afirmó que el fallo del magistrado va en dirección contraria hacia la protección de los derechos de la comunidad homosexual “y aumenta los prejuicios en un país con altos índices de violencia y muertes por LGBTfobia”.La entidad recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dejó de considerar como algún tipo de enfermedad a la homosexualidad.

“Lo que está en juego es la debilidad de la Resolución 01/1999 por la disputa de su interpretación, ya que hasta ahora otros intentos de afectar a la norma, inclusive por medio de una ley, no tuvieron éxito”, dijo el consejo.

El presidente de la Asociación Brasileña de Gays, Lesbianas, Travestis y Transexuales (ABGLT), Symmy Larrat, consideró que la decisión “pone nuevamente un escenario donde los homosexuales eran tratados como enfermos y torturados”.

“Sabemos que hay tortura psicológica y exorcismos siendo cometidos”, afirmó Larrat en el marco del tratamiento de “reorientación sexual”.

El juez también, con su fallo, volvió a pronunciarse sobre el tema que había sido motivo de un proyecto de ley del bloque evangélico en la Cámara de Diputados en 2011, que buscaba suspender la resolución del Consejo Federal de Psicología, en una iniciativa llamada de “sanación homosexual”.

 

Deja un comentario