En el PJ dan por descontado que se reducirá la cantidad de precandidatos

Cristina impuso a Zannini, Wado y Landau para que armen las listas. Fueron designados por el PJ para firmar el acta constitutiva del FPV, lo que indica que luego serán los apoderados.

El reclamo lanzado por la Presidenta centró las conversaciones que por lo bajo se dieron en el Congreso Nacional del PJ.  Todos los precandidatos admiten la necesidad de reducir al mínimo las pujas en Nación y Provincia.

El pedido de humildad de Cristina Fernández a los numerosos precandidatos de su espacio no cayó en saco vacío y en el Congreso Nacional Extraordinario del Partido Justicialista (PJ) celebrado este viernes en Parque Norte nadie obvió el reclamo presidencial.

Fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien al tomar la palabra pidió al congreso la autorización para que el justicialismo pueda integrar frentes, y sostuvo que “aquí está reunido el peronismo serio y en serio”.

Se resolvió por unanimidad avanzar en la formación de frentes de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del próximo 9 de agosto, desde distintos sectores del kirchnerismo se afirmaba por lo bajo que en los próximos días comenzarán a bajarse los precandidatos que menos miden tanto en la carrera por la presidencia de la Nación como por la gobernación bonaerense.

En ese sentido se espera que en la puja nacional queden sólo dos precandidatos mientras que el kirchnerismo bonaerense podría albergar hasta tres precandidatos de los más de 10 que hay hoy inscriptos.

El titular de la Cámara de Diputados y precandidato a gobernador bonaerense, Julián Domínguez, recogió el guante y se mostró en línea con el reclamo de la mandataria. “Esta convocatoria de humildad es la actitud que debe regir en la vida de todos los políticos, somos servidores públicos y nos debemos al pueblo” aseguró Domínguez y advirtió, en relación a la gran cantidad de precandidaturas en el mayor distrito electoral del país, que “los melones sobre la marcha se van a ir acomodando”.

Por su parte el gobernador bonaerense y precandidato presidencial, Daniel Scioli, defendió la posibilidad de que las candidaturas se diriman en las PASO. “Las PASO son donde democráticamente se va a elegir a quien sea el representante de cada espacio. Es una conquista muy importante de muestra democracia”, sostuvo Scioli y advirtió que el kirchnerismo “tiene grandes jinetes para llevarlo a la victoria”.

Scioli consideró además que el reclamo presidencial no estuvo dirigido a nadie en particular sino que se trató de “una reflexión general”.

Otro de los aspirantes a la presidencia dentro del oficialismo, el ministro de Interior y Transporte Florencio Randazzo, se manifestó: “Estoy totalmente de acuerdo con el planteo hecho por la Presidenta de la Nación: vengo sosteniendo desde hace tiempo que el poder económico y mediático impulsa candidatos, los protege”, disparó uno de los más críticos de Scioli.

Acerca de la posibilidad de que se reduzca la cantidad de precandidatos se mostró confiado en que se podrá llegar a un acuerdo en pocos días más y aseguró “haremos lo que es mejor para esta fuerza política”.

“Quiero ser absolutamente respetuoso y muy humilde con relación al resto de los compañeros de nuestra fuerza política a que han manifestado su propósito de ser candidatos dentro del Frente para la Victoria” matizó luego para insistir luego una vez más: “el próximo Presidente de la Nación debe ser un hombre que tiene que tener poca preocupación por lo que dicen las tapas de los diarios. Tiene que estar preocupado en seguir adelante con las políticas de inclusión que ha llevado este gobierno, contarles a los argentinos cómo va a seguir generando empleo, si va a aplicar o no la Ley de Medios y Fútbol para Todos, si vamos a seguir teniendo una empresa como Aerolíneas Argentinas, YPF, Ferrocarriles Argentinas”.

En tanto el ministro de Defensa y también precandidato presidencial Agustín Rossi, admitió que “es inviable” una primaria del kirchnerismo con cinco aspirantes a las Casa Rosada. “La Presidenta hizo una reflexión fundamentalmente dirigida al interior de nuestro espacio político y creo que es una reflexión atinada, a menos de 45 días de lo que es la presentación de las listas de las primarias”, aseguró.

Cómo se irá prefigurando el panorama electoral definitivo dependerá de cada uno de los actores, que irá tomando las decisiones que tenga que ir tomando en el tiempo. La intervención de la Presidenta fue lo suficientemente clara y contundente, para que todos hayamos entendido el mensaje. Apeló a la madurez y al altruismo de la totalidad de los candidatos”, puntualizó el titular de Defensa y concluyó: “Las aspiraciones personales tienen que estar subordinadas a un proceso de construcción colectiva”.

Finalmente el hombre clave en el armado electoral del oficialismo el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, sostuvo que “los peronistas tenemos el dilema de que la presidenta no puede volver a ser candidata y tenemos que asumir que hay que elegir la fórmula de las PASO lo más acotada posible”.

 

congresopjuno

 

Deja un comentario