En Gimnasia deberán enfocarse en revertir la serie y no buscar “fantasmas”

Transmite #RadioSalta. El albo se jugará mañana su parada más importante de la temporada, ante Cipolletti en el Gigante. El DT Botella debería evitar la paranoia ante la crítica.

No caben dudas que Gimnasia y Tiro se jugará mañana en el Gigante del Norte su parada más importante de la temporada, la revancha por los cuartos de final por el segundo ascenso ante Cipolletti de Río Negro, que necesita ganar por al menos dos goles de diferencia para obtener el pasaje directo a las semifinales por el segundo ascenso del Federal A. 
Como ítems positivos y alentadores, hoy en Gimnasia hay un técnico que trabaja con responsabilidad, sin descuidar ningún detalle y un plantel que acata las directivas con idéntico compromiso, eso nadie lo duda. Sin embargo, el cuerpo técnico es consciente también de que es tal la trascendencia del juego que, además del trabajo puntilloso diario, todos los gestos, detalles y sentidos deben estar alineados en pos de ese objetivo y que un líder debe transmitir tranquilidad con su aplomo. Y, justamente, en instancias como esta, no suma para nada y puede jugar en contra derrochar energías vanas en el encono por el simple hecho de que un periodista tenga una mirada diferente de la realidad, en el enfado por la simple crítica, en la errónea creencia de que opinar o señalar un error futbolístico es trasladarse a un plano personal o “estar en contra de…”.
Duilio Botella debe comprender que la crítica constructiva no mata y que la prensa no está esperando ansiosa a que Gimnasia pierda, como él presupone de acuerdo a sus declaraciones radiales de ayer. Y que esa prensa que a su entender busca dónde pegar ante los traspiés y que parece “Intrusos”, dicho textual por él, también supo reconocer su experiencia y sus capacidades como orientador, así como también sus aciertos cuando los tuvieron él y su equipo, el mejor de todo el Federal A hasta antes del inicio del pentagonal por lo hecho en la primera ronda y el nonagonal.
Gimnasia tiene, futbolísticamente, material y chapa de sobra para vencer a Cipolletti en la Vicente López y meterse entre los cuatro que lucharán por el ascenso. Porque en el partido de ida, en una cancha incómoda y ante la adversidad del gol prematuro, el rival no mostró los suficientes argumentos como para preciarse de ser superior al albo, que sigue llegando a estos últimos 90 minutos de la serie como candidato, por sus antecedentes y su plantel, corto, pero con elementos de jerarquía.
Por ese motivo y con mayor razón, enervarse por las críticas y por la pluralidad de opiniones en torno al juego de Gimnasia o a las resoluciones del entrenador en algunos partidos, constituye un “chiquitaje” que debería obviarse cuando restan 90 minutos para que se escriba gran parte del destino futbolístico de Gimnasia en la temporada. Porque no suma.

Cortitas del albo

  • Fabio Giménez y Osvaldo Young recibieron una fecha de suspensión tras sus expulsiones del pasado sábado, por lo cual podrían retornar para un hipotético choque de ida en caso de pasar a semifinales.
  • Iván Sequeira y Agustín Bellone asoman como posibles reemplazantes de los futbolistas suspendidos para la revancha de mañana. La incógnita pasa por saber si el DT tendrá esta vez en cuenta a Nicolás Aguirre en el plantel.
  • Luis Lobo Medina, como en tantas ocasiones, se cruzará en el camino del albo en la revancha. Sus asistentes serán el “eterno” José Farfor y Diego Rodríguez. El tucumano ya había controlado el empate 3 a 3 con Unión Sunchales.
  • Tras una serie de gestiones, desde el Consejo Federal llegaron a un acuerdo para que el encuentro entre Gimnasia y Cipolletti en el Gigante sea televisado a todo el país a través de la señal Argentinísima.

Deja un comentario