En Misiones los guardaparques toman nueva medida para frenar la caza ilegal

Los guardaparques y guardafaunas de Misiones fueron autorizados por el Registro Nacional de Armas a armarse con fines disuasivos ante la proliferación de incursiones de cazadores furtivos y depredadores de la selva paranaense, en distintos puntos de esta provincia.

 

La decisión del organismo fue confirmada por la ministra de Ecología provincial, Viviana Rovira, quien había iniciado los trámites tiempo atrás para que los cuidadores de la fauna y de la flora pudieran cumplir con sus funciones mediante la disuasión con eficacia. El planteo de los funcionarios de Misiones se fundamentó en el incremento de las incursiones de los cazadores furtivos y de depredadores de la flora, especialmente en la zona fronteriza entre Misiones y Brasil, donde los controles suelen ser insuficientes.

 

Otra preocupación de los funcionarios pasa por el tráfico ilegal de madera.

 

La ministra Rovira remarcó que la conclusión del trámite ante el RENAR “permitirá mejorar la eficacia y disuasión de los controles para frenar la caza furtiva, así como fundamentalmente aumentará la seguridad de nuestros agentes guardaparques”.

El subsecretario de Ecología, Juan Manuel Díaz, confirmó que a partir de la autorización del RENAR “los próximos pasos estarán dirigidos a la capacitación de los cuidadores, a la realización de exámenes psicofísicos y a la elaboración de un protocolo de acción.

 

De acuerdo con informes del RENAR, la autorización para los cuidadores de parques y fauna es la primera que se otorga a los integrantes de un organismo que no está directamente vinculado con la seguridad de las personas y de sus bienes, como las fuerzas policiales, federales o penitenciarias.

Deja un comentario